Viernes 15/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

4,7 millones de parados... y quedan vacantes dos puestos de trabajo en el Instituto Cervantes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el Ministerio de Asuntos Exteriores no se explican lo ocurrido. Con 4,7 millones de desempleados en este país, con las ofertas de empleo públicas prácticamente congeladas... y dos de los escasos puestos de trabajo que ha ofrecido el Instituto Cervantes en los últimos años han sido declarados desiertos.

Hace casi tres semanas, se falló el concurso de dos puestos de personal administrativo para las delegaciones en Tel Aviv y Sidney. Se trata de plazas habitualmente demandadas, algo que ha llamado especialmente la atención en el Ministerio que dirige José Manuel García-Margallo.

Según le cuentan a El Chivato, se presentaron 50 candidatos en total. Sin embargo, los responsables del proceso de selección fallaron que ninguno de los candidatos daba el mínimo exigido para ambos puestos. “Ninguno daba el perfil”, advirtieron.

No se trataba de puestos excesivamente complejos, explican desde Exteriores. Y el sueldo no era bajo:

-- Para el trabajo de oficial administrativo en Australia la asignación era de algo más de 40.000 euros brutos al año. Se presentaron cuarenta candidatos. Ninguno pasó la criba.

-- En Tel Aviv el salario ofrecido era de 21.000 euros anuales. Hubo diez solicitudes. Ninguno fue declarado apto.

En Exteriores se escuchan varias críticas. Por ejemplo: “¿Cómo es posible que el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal), y sus respectivos entes en las comunidades autónomas, no informen a los millones de parados de estas interesantes ofertas de trabajo?”.

Las dos convocatorias se publicaron únicamente en la web y en el tablón de anuncios del Instituto Cervantes de Madrid y de los centros donde iban a trabajar los candidatos. Parece poca publicidad.

Hay que recordar, además, que el 30 de diciembre de 2011 el recién elegido presidente del Gobierno suspendió la contratación de empleados públicos. Desde esa fecha, lógicamente, el Cervantes apenas ha convocado concursos.

Un último reproche. En las bases de la convocatoria se podía leer textualmente que esta oferta pública debía aparecer “en un periódico local de ámbito nacional”. Como es fácil percatarse, se trata de dos condiciones antagónicas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··