Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

El mundo al revés: los notarios empiezan a llamar a la puerta de los abogados en busca de trabajo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Que los notarios no son inmunes a la crisis no es ningún secreto. Llevan dos años muy duros, reclamando medidas al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, para salir del atolladero.

El derrumbe del mercado inmobiliario y las duras condiciones hipotecarias del sector les han dejado sin uno de sus principales nichos de actividad. Se han visto obligados a reinventarse y adoptar un perfil más “comercial”.

Así lo reconocen a El Chivato algunos profesionales del gremio. En una reciente conversación entre notarios, uno de ellos admitía el modo adoptado para ‘capear’ la crisis. Ahora no duda en salir de su despacho para visitar bufetes de abogados y ofrecer sus servicios.

-- “¿Necesitáis un notario para algo?”. Preguntas de este estilo o de tenor similar comienzan a ser habituales entre los profesionales del gremio. Algo a lo que los letrados no están “acostumbrados”. De hecho, explican, es el mundo al revés. Antes era el letrado quien ‘perseguía’ al notario. Nunca al contrario.

Este cambio en la forma de proceder de los notarios no es la única medida que han tenido que implantar en los últimos tiempos. Al Chivato le cuentan también cómo muchos de estos profesionales han tenido que mudarse a oficinas con un alquiler más bajo con tal de recortar gastos.

Unos gastos que se mantienen intactos en cuanto a los programas y equipos informáticos que utilizan, ya que a cada notaría se le exige un alto nivel tecnológico al ser públicas. “No nos queda otra que aguantar el tirón”, repiten.

Las cifras son elocuentes. Desde que comenzó la crisis, los actos notariales han disminuido un 34%. De los más de 11 millones que se registraban en 2007, se ha pasado a poco más de 7 millones en 2012.

El pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha causado estragos. Hace seis años los notarios participaron en transacciones de 1.286.086 inmuebles. En 2012 es cifra se redujo hasta los 530.449. Una bajada del 59%.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··