Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Del pacto del Majestic al “pacto del tractor”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:


Soraya Sáenz de Santamaría. Soraya Sáenz de Santamaría.

Como ministra de Administraciones Territoriales, y además de la dedicación a Cataluña, Sáenz de Santamaría lleva semanas tendiendo puentes con el PNV. Auténtico encaje de bolillos, sus gestiones son de vital importancia para poder sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.

La vice se ha dejado ver por Vitoria y ha llegado ya a acuerdos estratégicos de calado, como la retirada del recurso ante el Tribunal Constitucional contra la Ley Municipal vasca. No habrá enmienda y se allana el camino a un acuerdo a nivel nacional.

Según ha escuchado El Chivato en ámbitos gubernamentales, la actividad de Soraya Sáenz de Santamaría recuerda ahora a la labor realizada por Rodrigo Rato en 1996, cuando arrancó aquella primera legislatura de José María Aznar “por la que nadie daba un duro y que después acabó en mayoría absoluta”.

Rato logró cerrar -contra todo pronóstico- acuerdos estratégicos con CiU. Ahí cimentó el PP sus ocho años de gobierno y tal éxito tuvo como punto de partida lo que vino a llamarse el pacto del Majestic.

Fue un acuerdo firmado en 1996 entre el Partido Popular y Convergència i Unió. El partido de Jordi Pujol daba apoyo a la investidura de José María Aznar como presidente del Gobierno a cambio de recibir más competencias para Cataluña y del apoyo del PP a CiU en Cataluña. Fue resultado de dos meses de negociaciones, donde tuvo un papel clave una cena el 28 de abril de 1996 en el Hotel Majestic de Barcelona.

Ahora, según le ha llegado a El Chivato, algunos ministros empiezan a hablar ya de esa tarea de cortejo de Soraya al PNV llamándolo, en lugar del Majestic, el “Pacto del Tractor”.

La denominación, utilizada no sin cierta sorna por los ‘anti-sorayos’, alude a aquel “si bien me quieres, Mariano, menos leña y más grano”, que exigió Aitor Esteban a Rajoy durante el debate de investidura, y que el presidente replicó, provocando la sonrisa del hemiciclo: “Si quieres grano, Aitor, te prestaré mi tractor”. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·