Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Los periodistas de El Mundo no echan de menos a Pedro J. Ramírez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ex director de El Mundo, Pedro J. Ramírez. El ex director de El Mundo, Pedro J. Ramírez.

Casimiro García-Abadillo acaba de cumplir un año al frente de El Mundo. Doce meses en los que ha tenido que demostrar a su equipo de periodistas que el diario pretende seguir siendo un medio relevante a pesar de la complicada salida de Pedro J. Ramírez.

Tras este periodo de tiempo, la amplia mayoría de trabajadores de El Mundo no echa de menos a Pedro J. Así lo declaran abiertamente a personas de su confianza. Creen que el cambio ha sido a mejor en el día a día.

Según le cuentan a El Chivato, la nueva dirección ha cambiado “de la noche al día” su forma de trabajar. Existe otro ambiente en la redacción y han cambiado también las formas. Ahora se practica, explican los afectados, una manera de dirigir al grupo “mucho más suave y participativa”.

Ya no tiembla la pecera”, explican gráficamente algunos de periodistas que han vivido las reuniones de dirección que se celebran en la acristalada sala central.

Otros detalles que se perciben desde que Casimiro García-Abadillo asumió la dirección:

-- Participa activamente con todos los trabajadores en los detalles de la elaboración del número del día siguiente.

-- El director no centra sólo su actividad en mantener reuniones con los altos cargos del periódico. También se involucra con los empleados de las secciones más pequeñas. Unas áreas que “Pedro J. no pisaba jamás”.

-- El nuevo director visita ahora con asiduidad, por ejemplo, los departamentos de fotografía y documentación.

-- Se muestra cercano a todos los profesionales e intenta llamarles por su nombre. García-Abadillo saluda a diario por los pasillos y se interesa personalmente por sus redactores, preguntándoles incluso por cuestiones personales. No de una forma exagerada o impostada, sino natural, como un compañero más.

-- El nuevo director delega, coordina y ordena de forma sosegada, midiendo los tiempos y capacidades, no sólo de sus redactores de confianza, sino de la plantilla en general.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··