Viernes 25/05/2018. Actualizado 14:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Los periodistas persiguiendo a un escurridizo Rubalcaba

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ayer, miércoles, tres días después de la debacle electoral del PSOE en Galicia y País Vasco, Alfredo Pérez Rubalcaba compareció ante los medios en el Congreso para dar su opinión acerca del nuevo fracaso socialista en las urnas.

Sin embargo, las esperadas explicaciones del líder de la oposición se hicieron de rogar, lo que provocó carreras y persecuciones durante toda la mañana en la Cámara Baja de los periodistas que cubren información parlamentaria.

Según pudo escuchar El Chivato, Alfredo Pérez Rubalcaba prometió antes de su entrada al hemiciclo, a las 9 de la mañana, que concedería unas declaraciones a los medios a la salida del debate de Presupuestos, escuchando así a las peticiones de comparecencia que se venían produciendo desde el martes.

Ante ese anuncio, los periódicos adelantaron en sus ediciones digitales que iba a hablar a la salida del pleno, lo que provocó que, desde las 9 hasta las 12 de la mañana, los pasillos del Congreso se llenaran de periodistas esperando a Rubalcaba.

En ese tiempo hubo más dudas y especulaciones que información: “¿Va a pararse a hablar en el pasillo?”; “No, yo creo que hablará en la sala de prensa”; “Pues yo apuesto a que preferirá hablar en el salón del Congreso para permanecer de pie ante nosotros”, comentaban los periodistas.

Esos debates se interrumpieron a las 11 menos veinte cuando, sin previo aviso, Rubalcaba abandonó el hemiciclo antes de finalizar las comparecencias. Ante la avalancha de periodistas que se le venía encima, les detuvo con un escueto: “Ahora no”.

Ninguno de los profesionales presentes se atrevió entonces a preguntarle nada, lo que causó el asombro de un parlamentario del PP: “¿Ya ni lo intentáis o qué?”. A lo que le respondieron: “¿Para qué? Si sabemos que al final solo habla cuando él quiere”.

Tampoco consideró oportuno atender a los medios cuando regresó al hemiciclo, antes de las 11.30, a votar en contra de los Presupuestos. Ni 15 minutos después, a su salida, cuando esperó a que fueran abandonando el pleno la gran mayoría de diputados para coger a los periodistas distraídos y marcharse por la puerta lateral.

Finalmente, a la 1 de la tarde, Rubalcaba compareció en la sala de prensa del Congreso, sentado, y asegurando que no daba la rueda de prensa en Ferraz para no dar más trabajo a los periodistas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··