Lunes 25/06/2018. Actualizado 10:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Dos premios y un perdón para tres ministras de Pedro Sánchez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carmen Montón, Pedro Sánchez y Ximo Puig, en un acto del PSPV. Carmen Montón, Pedro Sánchez y Ximo Puig, en un acto del PSPV.

Pedro Sánchez ha diseñado el Consejo de Ministros con más mujeres de la historia en España: un total de once, donde han entrado algunas de sus principales colaboradoras desde su regreso a Ferraz, como Carmen Calvo y Margarita Robles. Sus nombramientos han sido sonados, al igual que el de Dolores Delgado para Justicia, y el de la ex directora general de la Comisión Europea, Nadia Calviño, como ministra de Economía.

No obstante, según le llega a El Chivato, dentro del PSOE se está comentando mucho, también, la elección de Carmen Montón e Isabel Celaá para Sanidad y Educación, respectivamente. Dos ministras a las que, según importantes dirigentes socialistas, el nuevo presidente del Gobierno “les debe mucho”.

Efectivamente, ambas políticas, que han ejercido como consejeras de la misma materia que liderarán en el Gobierno, se mantuvieron leales a Sánchez en los peores días vividos por el madrileño al frente del PSOE: los previos al Comité Federal del 1 de octubre de 2016 que provocó su dimisión como secretario general.

-- Carmen Montón pertenecía a la ejecutiva de Pedro Sánchez en la primera etapa del madrileño en Ferraz. Un mandato que empezó a tambalearse cuando, el 28 de septiembre de hace dos años, 17 integrantes de esa dirección federal dimitieron en bloque para forzar la caída del entonces líder del partido.

Cuando Sánchez formó su ejecutiva, en el verano de 2014, ésta estaba compuesta por 39 integrantes, pero el fallecimiento de Pedro Zerolo, unida a dos dimisiones anteriores, la había dejado en 36 en el momento de la salida en bloque de 17 miembros de la misma. Así las cosas, y con los estatutos del PSOE en la mano, de haberse consumado una retirada más, el secretario general habría sido cesado de forma automática, al haber dimitido la mitad de la Comisión Ejecutiva Federal.

Fue entonces cuando todas las miradas se dirigieron a Montón, consejera de Ximo Puig, uno de los dimisionarios, en la Comunidad Valenciana. La de Burjassot recibió “todo tipo de presiones” por parte de los colaboradores del propio Puig y de Susana Díaz, que le insistieron hasta el Comité Federal del 1-O para que dimitiera: “Tienes un gran futuro por delante, no lo estropees” fue uno de los mensajes que recibió aquellos días. Pese a ello, se mantuvo leal al secretario general.

-- Isabel Celaá, por su parte, era la presidenta de la Comisión de Ética y Garantías del PSOE cuando se produjo la dimisión en bloque de los17 integrantes de la ejecutiva. Los promotores de ese “golpe”, como se calificó entonces, y la presidenta del Comité Federal y mano derecha de Susana Díaz, Verónica Pérez, pidieron a Celaá que “aplicara los estatutos” y “cesara a Sánchez”.

De los cinco integrantes de la Comisión, solo dos, la propia Celaá y Félix Bolaños, estaba a favor de la continuidad de Sánchez. Pero el criterio de la presidenta se impuso al de los otros tres miembros: Inés Ayala, Wilfredo Jurado... y la entonces consejera susanista María Jesús Montero, hoy ministra de Hacienda de Pedro Sánchez.

Este último dato deja una lectura más. El presidente del Gobierno ha sabido “perdonar” a Montero, una de las candidatas a suceder a la propia Díaz en Andalucía, y ha recompensado a Montón y Celaá por mantenerse leales a él hasta el Comité Federal del 1 de octubre, el que le sacó de la dirección del partido... hasta su triunfo en las primarias de mayo del año siguiente.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··