Viernes 20/10/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

El profesor que concedió la beca a Errejón a punto de quedarse a dos velas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Íñigo Errejón. Íñigo Errejón.

Alberto Montero Soler, doctor en Economía por la Universidad de Málaga, fue noticia a finales del año pasado al conocerse que fue él quien dirigió la investigación de Íñigo Errejón que costó al dirigente de Podemos la apertura de un expediente disciplinario por no dedicar al proyecto el tiempo exigido para merecer la subvención.

El docente, que también fue sancionado, pertenecía entonces al Consejo Ciudadano de Podemos. Además, había presidido el Centro de Estudios Políticos y Sociales, a través del cual la cúpula de la formación había impartido seminarios en Venezuela pagados por el gobierno de Hugo Chávez.

Ya en julio de este año, y una vez superada la polémica, Pablo Iglesias decidió incluir a Montero en su relación de 65 candidatos para las elecciones generales, lista que, en las primarias del partido, se impuso con rotundidad al resto de propuestas. De esa forma, el economista se convertía, de facto, en el futuro cabeza de lista por Málaga.

Pues bien. Según le cuentan a El Chivato, la designación se encuentra ahora en stand-by, a la espera de conocer en qué acaban las negociaciones entre Podemos e IU para formar una candidatura unitaria de cara a las generales.

La idea de Pablo Iglesias es elaborar en las provincias listas en las que queden integrados representantes de IU y de otras formaciones, como Equo, si bien estos aspirantes deberán participar antes en las primarias de Ahora en Común, la plataforma creada en verano para impulsar una gran confluencia de izquierdas.

El primero en anunciar que tomará parte en el proceso es Alberto Garzón. El portavoz de IU, sin embargo, no se integraría en la lista de Podemos por Madrid, sino que volvería a presentarse a las generales por la provincia de Málaga, tal y como ocurrió hace cuatro años.

En ese caso, Montero vería peligrar su escaño en el Cámara Baja. Con Garzón de número uno, las listas cremallera de Podemos, que intercala a hombres y mujeres en las candidaturas, le relegaría al tercer puesto, y por tanto con nulas posibilidades de conseguir el escaño. Una situación que no ha pasado desapercibida entre los dirigentes del partido, y que se ha convertido en la comidilla en las últimas semanas.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·