Lunes 22/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

El regalo de Luis de Guindos a Rajoy en la investidura no tiene truco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Luis de Guindos y Mariano Rajoy. Luis de Guindos y Mariano Rajoy.

Seis años después, la tasa de paro en España ha caído por debajo del 20%. Ha quedado en los meses de verano en el 18,91%, según la Encuesta de Población Activa (EPA) divulgada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se ha completado y finalizado así el periodo más largo con el desempleo por encima de ese porcentaje.

Es una de las buenas noticias económicas del trimestre y su difusión coincidió con las réplicas de Mariano Rajoy al portavoz del PSOE, Antonio Hernando, en el debate de investidura.

Una casualidad que no pasó inadvertida y fue ampliamente comentada en los pasillos del Congreso. “Vaya suerte ha tenido Rajoy”, pudo escuchar El Chivato en varias ocasiones en el hemiciclo, no sin cierta sorna.

Sin embargo, no hubo truco en lo que se vino a denominar como el “regalo de Luis de Guindos a Rajoy en la investidura”. Lo habitual es que la EPA del tercer trimestre del año se haga pública el último jueves del mes de octubre. Y así se ha hecho también esta vez, aunque en el equipo del ministro de Economía reconocen que De Guindos advirtió al presidente de esa coincidencia en el calendario.

Rajoy subió a la tribuna del Congreso para dar la segunda réplica a Antonio Hernando con una singular sonrisa en el rostro. Según ha escuchado El Chivato en ámbitos del Ministerio de Economía, los datos de paro que el INE había publicado minutos antes eran aún mejores que los análisis previos que le habían facilitado.

“La situación de España ha cambiado y mucho desde 2011 gracias a nuestras políticas exitosas”, alardeó el presidente. Las buenas cifras reales de la EPA en el tercer trimestre fueron convenientemente corregidas entre sus papeles antes de volver a tomar la palabra en el debate. Pero no fueron un regalo: tocaba difundirlas ese día.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··