Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

La otra cumbre secreta en Barcelona: Pedro Sánchez y Puigdemont

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez y Carles Puigdemont. Pedro Sánchez y Carles Puigdemont.

Mucho se está hablando, en los últimos días, de la reunión que mantuvieron el pasado sábado, después de la manifestación en contra de los atentados terroristas, Pablo Iglesias y Oriol Junqueras en la casa de Jaume Roures en Barcelona.

El secretismo con el que se llevó ese encuentro, y el misterio en el que se le ha envuelto posteriormente han provocado todo tipo de especulaciones. De hecho, se ha llegado a anunciar la preparación de una nueva moción de censura, esta vez liderada por el PSOE, a la que el propio afectado, Mariano Rajoy, no ve ningún futuro.

Quizá por el revuelo ocasionado, cargos de Esquerra Republicana han decidido señalar para otro lado. Han desvelado a El Chivato que el lunes de la semana pasada se produjo otra reunión reservada en la Ciudad Condal de la que apenas se ha hablado. Esta cita fue protagonizada por el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, y Pedro Sánchez.

Ambos mandatarios, efectivamente, coincidieron en la cena veraniega que todos los años organiza en su vivienda de Barcelona el cineasta y ex político catalán Pere Portabella. Los dos, de hecho, fueron ubicados en la misma mesa y desde ERC apuntan que tuvieron una conversación privada de una media hora. Hablaron del referéndum y la actualidad política catalana.

Desde Ferraz, sin embargo, se asegura que el secretario general del PSOE no se quedó a solas con Puigdemont en ningún momento, tal y como pudieron comprobar todos los invitados presentes en la cena de Portabella. Entre ellos, estaban también Oriol Junqueras y otros políticos como Miquel Iceta, y el consejero de Justicia, Carles Mundò.

Con todos ellos, y con el resto de los 30 invitados, charló Sánchez en los corrillos que se formaron antes y después de la cena. No obstante, insisten desde la sede nacional del PSOE, no hubo ningún tipo de conversación secreta sobre el futuro de Cataluña.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··