Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

La “semana fantástica” de los funcionarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cristóbal Montoro y Antonio Beteta. Cristóbal Montoro y Antonio Beteta.

Los ajustes presupuestarios que ha llevado a cabo el Gobierno desde que Mariano Rajoy llegó a La Moncloa han afectado de forma significativa a los funcionarios y demás empleados públicos, que han visto en los últimos años empeorar sus salarios y, en algunos casos, despidos y amortizaciones de plazas por supresión de organismos.

El gran paquete de recortes presentado en julio de 2012 incluyó la supresión de la paga extra de Navidad en todas las Administraciones Públicas. También se redujeron los días de libre disposición o “moscosos”. Antes, en 2010, los primeros ajustes de Zapatero supusieron además el recorte en un 5% de los sueldos en el sector público y desde entonces la retribución está congelada.

Tras todos estos años en los que sólo han recibido malas noticias por parte del Ejecutivo central -también de los autonómicos y locales-, los empleados públicos han visto recientemente cómo el discurso del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas cambiaba por completo.

Según le cuentan a El Chivato, la sorpresa y la buena reacción inicial de los funcionarios fue tal que entre los representantes sindicales de las administraciones se habla de “la semana fantástica”, comparando estos últimos días con ese período de rebajas de El Corte Inglés.

Este comentario se debe a que el Gobierno se ha mostrado abierto, por primera vez, a conceder a los funcionarios muchas de las peticiones que llevan reivindicando desde hace años sin que, hasta ahora, hubieran conseguido resultados.

Hace días se reunieron las mesas de negociación con los sindicatos y el propio ministro Montoro aseguró que las conversaciones contemplan “un escenario de creciente retribución en 2016” para los empleados públicos y un calendario para la recuperación de los días “moscosos” y, sobre todo, de la parte pendiente de la paga extra de Navidad suprimida en 2012.

Los sindicatos de funcionarios destacan también la buena disposición de la administración para firmar el protocolo contra las agresiones.

En general, la sensación en el funcionariado es de optimismo y de cierta sorpresa porque, de pronto, el Gobierno de Mariano Rajoy ha cambiado su actitud de negarse a tomar cualquier decisión de aumento de gasto, con la recurrente explicación de que la obligada reducción del déficit no lo permitía.

Ahora, en poco más de una semana los funcionarios están viendo cómo se abren expectativas de mejora de sus condiciones laborales. La explicación que le dan los sindicatos es clara: la cercanía de las elecciones generales han llevado al Ejecutivo de Rajoy a intentar congraciarse ahora con los cientos de miles de empleados públicos dependientes de la Administración General del Estado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·