Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Los servicios jurídicos del Gobierno no dan abasto en agosto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy. Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy.

Hace apenas dos meses, antes de las elecciones generales del pasado 26-J, en Moncloa ya se hablaba del riesgo de un verano “algo más movido” de lo normal, y no solo por la formación de Gobierno. El riesgo a que la Generalitat comenzara el proceso de desconexión aprovechando la época estival era real, y por eso la Abogacía del Estado se mantenía en alerta.

Pues bien. Ahora que se ha cumplido ese pronóstico, en los servicios jurídicos del Gobierno empiezan a no dar abasto. Y no por falta de previsión, sino porque, en apenas dos semanas, “se les ha juntado todo”.

Así lo confiesan fuentes gubernamentales a El Chivato, que añaden, además del pacto de desconexión de Cataluña, otros dos desafíos para el Ejecutivo: la candidatura de Otegi en las elecciones vascas y la intentona de Rajoy de que sean las Cámaras las que convoquen nuevas elecciones sin necesidad de una investidura fallida.

En ese sentido, desde Moncloa reconocen que no esperaban, ni mucho menos, el adelanto electoral anunciado el viernes por Urkullu. Una decisión que ha activado a la Abogacía del Estado contra la candidatura del ex líder de Batasuna. El recurso ante el TC estaba casi listo desde mayo, pero “no pensamos que habría que presentarlo ya”.

Además, tras las elecciones del 26 de junio, pocos en el Ejecutivo pensaban que Rajoy iba a estar, a estas alturas, pensándose si ir o no ir a la investidura.

El presidente ya pidió, tras el 20-D, un argumentario legal para que fueran las Cortes las que, ante la imposibilidad de formar gobierno, se auto-disolvieran para convocar nuevas elecciones, tal y como hizo la Asamblea de Madrid en 2003. Ahora, y temiendo que no conseguirá los apoyos necesarios, ha vuelto a solicitar a los servicios jurídicos que pongan esa vía en marcha.

Por todo lo dicho, los letrados que asesoran al Gobierno están teniendo el verano más intenso que recuerdan. Y el mes de agosto promete: “Todo lo que se haga mal ahora tendrá consecuencias en septiembre”, advierten.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·