Opinión

¡Cuán largo me lo fiais!

Alfredo Pérez Rubalcaba anda estos días paseando por todos los medios su propuesta de proceder a una reforma de la Constitución. Y uno de los aspectos principales que incluye es configurar España como un estado federal.

Dice el secretario general del PSOE que es la única fórmula para resolver las pulsiones separatistas que campean por Cataluña, y también en el País Vasco.

Todo indica que el líder socialista ha iniciado este camino, más apremiado por las dificultades que le plantean los catalanes del PSC, con Pere Navarro a la cabeza, que por convicciones de fondo. Piensa que, abriendo el melón del federalismo, contentará y tranquilizará a los fraternos socios, inquietos por la deriva de convergentes y republicanos.

Sin embargo, la ‘solución’ que plantea Rubalcaba no es en realidad tal. Aunque sólo fuera porque el desafío del independentismo catalán es de ahora mismo, hasta el punto de que quieren celebrar la consulta el año que viene, 2014, mientras que la vía del federalismo, en el caso de que saliera adelante, llevará años.

En efecto, una reforma como la apuntada deberá ir precedida por un intenso debate previo en la sociedad y en el seno de los partidos. Y eso no será corto. Además, tal cambio constitucional precisa, ineludiblemente del visto bueno y apoyo del Partido Popular, para alcanzar la mayoría parlamentaria exigida. Lo cual se me antoja bastante improbable.

Pero es que, más aún, el paso por las Cortes, con debate primero en el Congreso y después en el Senado, requerirá una mayoría de tres quintos en cada una de las cámaras (el voto del PP es indispensable), más un referéndum posterior.

Como digo, todo esto llevará años. Y el problema de Cataluña es de ahora mismo. Por eso digo lo de ¡cuán largo me lo fiais!

En fin, que la ‘solución Rubalcaba’ semeja, en estos momentos, poco más que un brindis al sol. Eso sí: a lo mejor calma a los compañeros del PSC. Que también lo dudo.

[email protected]aldigital.com

Twitter: @JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?