Opinión

Tontos del ‘protoculo’

Algunos de los políticos que aparecen por el palacio de La Zarzuela a evacuar consultas con el Rey, llegan ayunos de educación, lerdos en protocolo y vacíos de eso que siempre ha distinguido a la mayoría de los españoles: el ‘saber estar’ y el señorío.

Se les nota azorados, nerviosos, con la mirada huidiza, sin saber qué hacer o cómo comportarse al dar la mano y todo lo arreglan contando la ‘hazaña’ de lo que ellos han hecho y han dicho al ‘ciudadano Borbón’, en cuanto se ven con un micrófono cerca.

O sea, tontos del ‘protoculo’.

Se puede ser de izquierdas o de derechas, republicano o monárquico, llevar corbata o no, ir con chaqueta, en mangas de camisa o con camiseta reivindicativa, hasta se puede ser político y tonto, pero siempre hay un límite en la educación y en el saber comportarse, límite que, para algunos de ellos y para sus votantes, parece que no existe.

Estos ‘ciudadanos señorías’ cifran su ideología política en un intento de ningunear al Rey -se supone que para luego contarlo entre sus conmilitones- y chulearse de ‘lo que le dije y tuvo que escucharme por narices’.

Algunos, en su estulticia, se han atrevido a contarnos hasta lo que piensa el Rey -que ya es atreverse- y se han permitido el lujo de comentar en público su entrevista, sabiendo que de parte de su interlocutor no va a existir ni puntualización, ni desmentido, ni ningún tipo de respuesta.

Si no fuera por la pasta que se llevan y simplemente tuvieran unos euros como paga los domingos, serían como niños tontos que presumen con sus compañeros de colegio porque tienen un primo con moto.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?