Opinión

Por la boca… Torrent, el farsante suplente

Roger Torrent.
photo_camera Roger Torrent.

Lo que va quedando del proceso en Cataluña, cada vez se embarra y se ensucia más. Si los políticos que pululaban por el parlamento ya eran de escasa talla política, los que va quedando tras las huidas, las detenciones, las renuncias y los viajes fantasmas, son de una estatura preocupante.

Un caso paradigmático es el de Roger Torrent. Los que le conocían ‘de antes’, nunca echaron las campanas al vuelo tras su ascenso para sustituir a Carmen Forcadell. La inmensa mayoría, que apenas tenía noticia de su existencia en las tareas políticas, no se hacía ilusiones.

Roger Torrent, el suplente del suplente del suplente, se ha creído lo de ser –de momento- la suprema (por única) autoridad en Cataluña y ejerce de todo. Se cree que es, de verdad, presidente del parlamento; piensa que es responsable del gobierno y hasta dice a los jueces lo que pueden y no pueden hacer.

Tras las soflamas que lanza desde su poltrona, le ha cogido el gusto a convocar plenos y en cuanto nos descuidamos convoca uno y cuando no, funda una ‘plataforma transversal’. Eso sí, pacíficamente y para defender la democracia que sin él, posiblemente, ya hubiera sido desterrada de la faz de la tierra.

Pero lo que hace y dice Torrent, no es para bromas. En su calidad de suplente del suplente, está haciendo y diciendo lo mismo que hicieron y dijeron y en lo que han fracasado Artur Mas y Carlos Puigdemont. O sea, dividir Cataluña y a los catalanes, arruinar su economía, paralizar las instituciones y engañar a los independentistas de buena fe.

Alguien dijo que nadie es tan tonto que no se de cuenta de que es tonto. Si eso es así, a lo mejor sabe lo que hace y por eso sigue con la farsa y ahora quiere investir como presidente a Puigdemont, a sabiendas de que es ilegal, que el nombramiento será nulo y con plena conciencia, a la vista de los resultados, de que está engañando una y otra vez a quienes votaron al bloque independentista.

Mientras, las calles de Cataluña están comprobando cada día y a cada momento lo pacífico del proceso. Pero Torrent, en calidad de no se sabe qué, se ha reunido con el jefe de la policía catalana. Tampoco sabemos si para atacar a los guardias de forma transversal o para, como responsable de la economía de Cataluña, seguir atrayendo empresas e inversores.

Si no fuera un republicano de pro, Roger Torrent querría ser reina madre. Eso sí, reina farsante y madre farsante.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?