Opinión

Por la boca…Un banco azul desteñido

Pedro Sánchez
photo_camera Pedro Sánchez

Con independencia de las mentiras, los engaños y los incumplimientos constantes, la dejación de funciones y el abandono de responsabilidades ante situaciones difíciles, convierten al gobierno de Sánchez en una caricatura del Poder Ejecutivo.

Últimas noticias

No es que las posaderas de ministros y ministras hayan difuminado el color del banco gubernamental en el Congreso, pero lo cierto es que desde que Sánchez asentó sus reales (con perdón de la alusión monárquica), el “azul gobierno” está más bien diluido en inhibiciones, ministros camuflados, y jugando al  escondite con la realidad que cada día vive la sociedad española y con la gestión que demandan los ciudadanos sea cual sea el signo ideológico de los responsables.

Aún sin tener en cuenta las mentiras, los engaños y los incumplimientos constantes, la dejación de funciones y el abandono de responsabilidades ante situaciones difíciles –llámense economía, pandemia, algaradas callejeras o relaciones laborales- convierten al gobierno de Sánchez en una caricatura del Poder Ejecutivo.

El vídeo del día

ERC y Junts cierran un principio de acuerdo para formar un Govern

Y aunque donde más se notan las zonas descoloridas es en el escaño que se sitúa a la cabeza, los asientos que ocupan Celaá, Marlaska, ambas Monteros, Ábalos, Duque, Garzón (el que ha PROPONIDO leyes) o Castells, están pidiendo a gritos un relevo de posaderas.

Ministros y ministras torpones en lo político, vergonzantes en la propia ideología (que intentan camuflar o justificar constantemente) y nulos en la gestión, han convertido el dignísimo azul de los escaños del Gobierno en una especie de azul ambiguo, muy semejante a la gutapercha de los asientos de un tiovivo de feria.

Y al fondo, siniestro y rumiando flemas… Iglesias.

Es triste para un gobierno que las principales expectativas que despierta, sean las apuestas por acertar hasta cuándo durará una coalición que se parió insostenible y que nunca –en palabras electorales de su responsable- debió nacer, porque el desgaste del Ejecutivo -a pesar de que salvo aprobar tres o cuatro leyes por los pelos y en penumbra, no ha hecho nada-  es uno de los mayores problemas que hoy tiene España.

Pero, todo hay que decirlo, tampoco el color “agranatado” de los escaños de los diputados, incluidos los de la oposición y los de quienes sostienen el banco azul, tiene un aspecto muy presentable.

Y es que en el Congreso hay mucho culiparlante.

La carcajada: Han transcurrido seis noches de violencia en las calles  y dice Sánchez (siempre conjugando en futuro): “el Gobierno garantizará la seguridad ciudadana”. “El Gobierno actuará contra la violencia”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?