Opinión

Por la boca… Ciudadanos “in articulo mortis”

Inés Arrimadas
photo_camera Inés Arrimadas

Tanto Arrimadas como el flamante segundo Bal, basan su empecinamiento por mantener Ciudadanos, en la necesidad que tiene España de un centro equidistante que logre equilibrar la izquierda y la derecha. Pero ni ese centro es ya Ciudadanos, ni la idea que tienen y han tenido de lo que es un partido bisagra es la acertada.

Se empeña Arrimadas, con mejores intenciones que realidades, en mantener la ficción necrosada en la que ahora mismo está convertido Ciudadanos. Todo comenzó a desmoronarse en Cataluña y se dio la gran paradoja de que el triunfo de Arrimadas en aquella comunidad, solamente fue el disparo de salida para el desplome.

Errores se han cometido muchos y Rivera es protagonista de la mayoría de ellos, pero el más flagrante es no haber sabido mantener la esencia y la naturaleza con la que nacieron.  Ciudadanos -con independencia de sus orígenes catalanes y su batalla contra el separatismo- surgió como un partido de centro y con vocación de bisagra para inclinar la balanza a derecha o izquierda según las circunstancias electorales.

Pero pronto, el mismo Rivera se “encariñó” con tocar un poder que no estaba a su alcance y que él pensó que tenía en las manos ante la  supuesta decadencia del Partido Popular. Rivera soñó con la hegemonía de la derecha y engatusado por los caramelos de Sánchez, creyó que lo iba a conseguir

Y Arrimadas heredó un edificio en ruinas, aunque la fachada fuera más o menos vistosa, que se ha acabado derrumbando.

Tanto Arrimadas como el flamante segundo, Bal, basan su empecinamiento por mantener Ciudadanos, en la necesidad que tiene España de un centro equidistante que logre equilibrar la izquierda y la derecha. Pero ni ese centro es ya Ciudadanos, ni la idea que tienen y han tenido de lo que es un partido equidistante es la acertada en estos momentos.

Posiblemente sea necesario un partido bisagra, pero esa bisagra no es Ciudadanos y menos el Ciudadanos que dejó Rivera y el que heredó Arrimadas.

Además, el Partido Popular, acuciado por los “empujones” de VOX, se ha visto en la necesidad de ocupar el centro y, a juzgar por los resultados de Ayuso, lo ha conseguido.

El mejor servicio que puede hacer Ciudadanos a la idea de un centro liberal es dejar el campo libre para que, en un futuro más o menos cercano, ese espacio pueda ser ocupado por alguien que crea de verdad en un partido bisagra y sin mayores ambiciones de liderar nada.

La carcajada. Dice Tezanos a propósito de sus encuestas: “Quienes estamos al frente del C.I.S somos científicos sociales comprometidos con los métodos y con el ethos propios de la ciencia”

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?