Opinión

Por la boca… Enmiendas fantasmas

ERC anuncia la enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado.
photo_camera ERC anuncia la enmienda a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado.

Nadie en el ámbito de la actual política española se cree que los separatistas catalanes vayan a mantener sus enmiendas a la totalidad en el asunto de los presupuestos de Sánchez.

La Esquerra Republicana de Cataluña y el PDeCAT, anuncian a bombo y platillo que van a presentar una enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado, que Pedro Sánchez se afana en que le aprueben separatistas, y sus amigos y amigos de los terroristas de la ETA.

Es seguro que presentarán las enmiendas, pero es igualmente seguro que esas enmiendas serán retiradas en tiempo y forma y los separatistas mantendrán a Sánchez en La Moncloa hasta que les sea posible.

Nadie en el ámbito político se cree ni una palabra de quienes han anunciado esas enmiendas y se da por seguro que serán retiradas antes de la votación correspondiente.

Son unas enmiendas fantasmas o, si se quiere, una fantasmada de enmiendas.

No es que sean fantasmas en el sentido de espíritus con sábana blanca. Son fantasmas en el significado más castizo de la palabra. Son una fantasmada más, de unos fantasmas políticos.

Para retirarlas, exigen (los cada vez más exigentes amigos de Sánchez) que el presidente del Gobierno “haga un gesto relativo al derecho a la autodeterminación y a la represión”.

Aunque no se sabe muy bien en qué consistiría ese gesto, los exigentes saben que ni existe en España el derecho a la autodeterminación, ni en España hay represión política, ni es represión mantener en prisión a unos presuntos delincuentes que van a ser juzgados con todas las garantías procesales.

Esos fantasmas exigentes que tienen -más que cogido- “apretado” a Pedro Sánchez, tampoco pretenden con su fantasmada sacar más réditos de los que sacan por otras vías menos llamativas; simplemente pretenden salvar la cara ante sus bases y posicionarse frente al inmediato futuro que se avecina en el galimatías que tienen formado los independentistas en Cataluña, con sus disidencias y con sus liderazgos de pacotilla en el exilio y en Las Ramblas.

Una fantasmada para mantener a Sánchez en La Moncloa y seguir exprimiendo a España. Lo demás, como siempre, aparentar, sacar pecho y seguir cobrando el sueldo y las dietas.

Que de algo hay que vivir, que diría Echenique.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?