Opinión

Por la boca… Gibraltar: Futuro imperfecto

La bandera de la Unión Europea, en la entrada a Gibraltar.
photo_camera La bandera de la Unión Europea, en la entrada a Gibraltar.

Si en Gran Bretaña y en Europa hay una voluntad sincera de que España esté presente en cualquier asunto que afecte a Gibraltar, no se entiende muy bien por qué esa referencia ha desaparecido del tratado.

Sánchez, que tan histórico se ha puesto con esto del tratado entre Europa y el Reino Unido, debería repasar la historia y tomar nota de las veces que, tanto británicos como europeos, han hecho caso omiso de tratados, promesas y firmas en sus relaciones con España.

Si no hay que fiarse demasiado de lo que puedan firmar en un documento formal, menos aún habrá que fiarse de una carta rubricada por un embajador.

Si en Gran Bretaña y en Europa hay una voluntad sincera de que España esté presente en cualquier asunto que afecte a Gibraltar, no se entiende muy bien por qué esa referencia explícita ha desaparecido del articulado del tratado.

No deja de ser divertido (tristemente divertido) escuchar a la pobre ministra Portavoz, tragar saliva y afirmando -con su voz y sus ademanes más rotundos- posturas tajantes, vetos imposibles y ausencias ridículas, para comprobar, solamente 24 horas después, que la simple carta de un funcionario de tercera o cuarta fila sirva, no solamente para conformar al presidente del Gobierno, sino para que nos cuente que, después de trescientos años y gracias a su brillante gestión diplomática, nuestros quebraderos de cabeza con Gibraltar ya se han terminado.

También tiene su aquel que, quien como Sánchez es experto en incumplimientos, en promesas falaces y en desconocer firmas, se fie de promesas y de firmas de tres al cuarto.

Habrá que concluir que tanto Pedro Sánchez como Theresa May, se apuntan tantos que no han conseguido de cara a sus respectivos países y a sus electores.

Y todo a la espera de una decisión del Parlamento británico, que no está nada clara en ningún sentido.

Si Sánchez cree que se ha lavado la cara en el asunto de Gibraltar, no estaría mal que se diera un repasito por si le queda alguna legaña.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes