Opinión

Por la boca… Omisiones flagrantes en la ley familiar de Belarra

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.
photo_camera La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.

Como nadie es perfecto, la enumeración de los dieciséis tipos de familia que ha excretado Belarra, deja ver sensibles omisiones. Vamos que Belarra y sus ayudantes  han dejado demasiados tipos de familia fuera de la gran memez.

Hasta ahora y desde antes de llegar al sillón que le regaló Sánchez (Iglesias mediante) Belarra hacía y decía las memeces de una en una.

Tal que un remedo de Simeone, Belarra, en su trayectoria, iba memez a memez, pero una vez cogido el gustillo a eso de las memeces, ya las expele de dieciséis en dieciséis.

Es lo que ha pasado con los dieciséis modelos de familia con los que amenaza a la sociedad y que están despertando todo tipo de curiosidades, porque como de la masa neuronal de la protagonista es imposible que salgan dieciséis memeces a la vez, se hacen cábalas sobre quiénes serán los asesores, memos y memas que han contribuido a tal parto legislativo.

Y como al fin, nadie es perfecto, la enumeración de los dieciséis tipos de familia que ha excretado Belarra, deja ver sensibles omisiones. Vamos que Belarra y sus ayudantes han dejado demasiados tipos de familia fuera de la gran memez.

A saber: familia…

-Coaligada sin fisuras.

-Trans con balcones a la calle.

.Monosofá de bajo consumo.

-De cocina compartida bisexual.

-De a ver cómo salimos de esta con los más desfavorecidos.

 

-Cuidadora de perro salchicha de la clase media y trabajadora.

-Experta en sujetar pancartas antifascistas y en vivir del cuento.

-Adosada, con chalet monopiscina.

-Con granos multiculturales, transversales y multidisciplinares.

-Cuidadora de abuela rapera multipantalla e influencer.

-Con abuelo que hizo la “mili” obligado por el franquismo y streamer de diseño.

-Chisgarabís al pairo y con dos diputados convivientes y de la Internacional Socialista.

Todas ellas –y otras muchas- tipos de familia a tener en cuenta en la legislación pertinente y por supuesto tan merecedoras del disfrute de un estatus digno, progresista, feminista, respetuoso con el medio ambiente y en lucha por el cambio climático, como los dieciséis tipos de Belarra.

Tipos de familia acreedores de subvenciones, bono transporte, bonos langostino, bono chándal, bono cambio de sexo y bono para ver a la selección de Luís Enrique.

Tipos de familia que se hacen querer por diputados y diputadas de la izquierda y que puestos en pie y al unísono griten: “queremos familias memas y lo que te rondaré”.

Y si a alguna o alguno se le ocurre casarse con alguno o con alguna en ceremonia normal y según la naturaleza humana, formar un matrimonio normal, tener hijos de forma normal, criarlos y educarlos con naturalidad y mantener un hogar sin subvenciones, sin bonos y sin tener a Belarra en medio del salón, diciéndoles lo que tienen que hacer… que les vayan dando.

Y naturalmente que ningún tipo de familia se quede atrás.

La carcajada: Dice Echenique sobre las negociaciones entre Podemos y eso de la suma de Díaz: “Los acuerdos se dan cuando las dos partes quieren llegar a un acuerdo”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?