Opinión

Por la boca… Sánchez destina a Díaz a Servicios Auxiliares

Si Sánchez necesita a Díaz para poder gobernar en la próxima legislatura tendrá sus votos y sus escaños. Si Sánchez se queda (suponiendo que se resigne y no emigre) en la oposición, tendrá a Díaz para soliviantar la calle.

Aunque la denominación Servicios Auxiliares, tiene reminiscencias castrenses, es el lugar y el cometido al que Sánchez ha destinado a Díaz y a su proyecto ilusionante y transversal. O sea, el que intenta sumar es Sánchez.

Mientras esté en La Moncloa, Sánchez tiene todo el poder y una vez que ha fagocitado Podemos e inutilizado (si es posible inutilizar a los inútiles) a los ministros comunistas, no es que se vaya a apropiar del proyecto que ha lanzado Díaz, es que el proyecto de Díaz es el proyecto de Sánchez.

Llega Díaz y se postula no se sabe para qué, ni por qué. Y la única respuesta lógica es que lo hace para enrolarse –ya lo está- en las filas de Sánchez, dentro o fuera del PSOE, y porque Sánchez la ha destinado a interpretar ese papel. 

Si Sánchez necesita a Díaz para poder gobernar en la próxima legislatura tendrá sus votos y sus escaños. Si Sánchez se queda (suponiendo que se resigne y no emigre) en la oposición, tendrá a Díaz para soliviantar la calle.

Sánchez ha perdido la calle y eso está siendo mortal de necesidad para la izquierda. A él y a sus adláteres del “sanchismo” les va a ser muy difícil recuperar la Puerta del Sol y las tiendas de campaña y los acampados, desde La Moncloa, dada la situación económica actual y las exigencias de Bruselas. 

La izquierda nunca ha sido nada sin la calle y el gran pecado de Sánchez es haber hecho que los socialistas la hayan perdido, y además es un pecado que en Ferraz están poco dispuestos a perdonar.

Por eso el “invento” de Díaz, es decir, el invento de Sánchez, no es más que un intento de recuperar el sitio perdido y la “mamporrera” llamada a hacerlo es Díaz.

Y Díaz reniega de los partidos: “Sumar no va de partidos” (no se sabe si también del Partido Comunista), de la política y de los políticos incluidos sus hermanos  -o hermanastros-  comunistas de Podemos y pretende presentarse de nueva, de renovadora, de inventora y hasta de Rousseau de andar por casa, con eso del nuevo contrato social, en el que “los hiperricos tienen que aportar como todo el mundo”.

 

Díaz se pasará al PSOE  y se colocará en el poder o en la oposición -si es que en Ferraz no dicen nada, que están deseando decirlo- pero en cualquier caso y de momento, su destino es en Servicios Auxiliares a las órdenes de Sánchez, para hacer lo que él no puede ni quiere hacer.

La carcajada: Dice Montero (la de New York): “La identidad de género es un derecho constitucional. Fundamental enseñar en la escuela para que los niñas, las niñas y les niñes, puedan conocer su cuerpo. También es clave en la prevención de la violencia sexual sobre la infancia… Todo el mundo tiene derecho a la felicidad en la máquina del café”

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?