Opinión

Gobierno de Sánchez: voces, voceras y bocazas

Pedro Sánchez
photo_camera Pedro Sánchez

Cuando Sánchez dijo aquello de que el gobierno de coalición tendría una sola voz, nadie le creyó. Ahora, a la vista de cómo se reparten los papeles, habrá que maliciarse que lo de una sola voz, va a ser verdad.

Las discrepancia públicas en la coalición de Sánchez con los comunistas de Podemos, incluidos los presuntos secretarios y secretarias de estado, responden a una estrategia bien definida de quienes solamente atienden al objetivo de su permanencia en el poder y, como para esa permanencia se necesitan unos a otros, socialistas y comunistas se limitan a pequeñas escaramuzas que distraen el cotarro y que, en muchos casos, proceden de rencillas personales anteriores, habidas incluso entre compañeros de profesión.

En realidad la coalición funciona y seguirá funcionando más allá de que socialistas y comunistas estén en continua campaña electoral y que unos y otros sepan que el coaligado es su principal enemigo en las urnas.

El vídeo del día

IAG pierde 6.923 millones en 2020 frente a beneficios de 2019 por el Covid

Cuando Sánchez dijo aquello de que el gobierno de coalición tendría una sola voz, nadie le creyó. Ahora, a la vista de cómo se reparten los papeles, habrá que maliciarse que lo de una sola voz, va a ser verdad.

Por eso y por los intereses que cada uno defiende, incluidas las pensiones e indemnizaciones de los que han sido ministros, hay que sospechar que todo responde a una estrategia previamente diseñada por Sánchez y por Iglesias que siguen abrazados como el día que firmaron la coalición, por más que las palmadas en la espalda a veces, solo a veces, sean más contundentes de lo normal pero sin llegar nunca a ser dolorosas.

Pero lo que no hay que perder de vista (el que menos puede mirar para otro lado es Iglesias) es que todo eso  está al servicio de la mayor gloria de Sánchez que queda situado por encima del bien y del mal, obviando incluso a su propio partido, aspirando a estatus de jefe de estado y permitiendo  que  “de él abajo” salgan a relucir los puñales aunque tengan poco filo, bien por voluntad del que lo empuña o bien por falta de nivel mental en el apuñalador o apuñaladora, sean más o menos bocazas o sus voces sean más o menos inteligentes.

Sánchez dice que tiene la honra política de haber formado la primera coalición de gobierno de nuestra democracia y que es lógico que haya discrepancias  porque se están haciendo pruebas y ensayos todos los días. Lo que no dice, en su afán de ocultar, de mentir y de manipular, es que -mientras se llevan a cabo pruebas y ensayos de convivencia entre socialistas y comunistas- el gran beneficiado es él, en lo político y en lo personal.

La carcajada: Dice Simón que la variante británica del coronavirus, en caso de tener algún impacto, será marginal, al menos en nuestro país.

El tiempo

(pulsar sobre el mapa para ver el tiempo de hoy)
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?