Opinión

Sánchez es el único responsable de formar Gobierno

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa.
photo_camera Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa.

Si Sánchez gobierna con la ayuda de comunistas, separatistas y proetarras, será el único responsable. Pretender echar la culpa de esos posibles apoyos a quienes desde la oposición no faciliten su investidura, es una pura falacia.

Como acostumbra, Pedro Sánchez ha ordenado a su peón de confianza -el muy taurino José Luís Ábalos- parar de salida al toro de la investidura. Y la afirmación ha sido rotunda cuando dice que los responsables de un gobierno con separatistas, populistas/comunistas y los valedores de la ETA, serán, en todo caso, quienes desde la derecha no facilitan su llegada a La Moncloa.

Pero no es verdad. Quien ganó las elecciones, fue Sánchez. Quien afirma que el único que puede gobernar es el Partido Socialista, es Sánchez y quien ha aceptado el encargo constitucional del Rey, es Sánchez.

Por supuesto que puede pactar su investidura con quien le parezca y gobernar con quienes estime más oportuno, pero lo que no es de recibo es justificar ciertas alianzas y ciertos apoyos en la negativa de sus opositores a facilitarle el poder.

Si Sánchez gobierna con los escaños de comunistas, separatistas y proetarras, será el único responsable. Pretender culpabilizar de esos posibles apoyos a quienes desde la oposición no faciliten su investidura, es una pura falacia.

Se trata de ejercer una responsabilidad que le han dado las urnas, aunque el número de sus escaños sea claramente insuficiente y una responsabilidad que ha contraído al aceptar el encargo de manos del Rey.

En una democracia normal como, al parecer, es la nuestra -más para quien habla de regeneración, de transparencia y normalización en la vida pública y de honradez en las actuaciones de los políticos- la solución no es demasiado difícil: acude uno a La Zarzuela y, como yo no estoy dispuesto a gobernar con apoyos para mí indeseables y dado que la derecha no me facilita la investidura, declino el encargo y o se convocan elecciones o bien se llama a otro miembro del partido que ha ganado los comicios y que tenga más posibilidades de entendimiento con la oposición.

Hay ejemplos, en la geografía y en el tiempo, no demasiado lejanos.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable