Opinión

Tezanos entra en campaña

José Félix Tezanos.
photo_camera José Félix Tezanos.

Y da un paso más en su trabajo sociológico y no solamente nos dice lo que tenemos intención de votar, sino que ahora nos “sugiere” lo que debemos  votar.

La fiebre de la campaña, la precampaña o lo que sea esta cosa previa a las elecciones, es muy contagiosa y difícilmente hay quienes logran sustraerse al influjo de la vorágine en la que siempre andamos metidos los españoles.

No solamente están en campaña o en precampaña (que vaya usted a saber) los políticos y los partidos políticos, los ministros y hasta algunos abogados del Estado; los abades, los sepultureros de ocasión y los cuasi arqueólogos; los compradores de votos de antaño y los recaudadores de voluntades de hogaño; los que se apuntan y los que se desapuntan; los que destruyen pruebas y los que se las inventan; los creadores de imagen y los que sienten nostalgia de cuando algunos las quemaban; los que aplauden en los mítines desde el público y los que palmotean desde los escenarios; quienes esperan sentencias para armarla y quienes las aguardan para intentar desarmar a los que la quieren armar…

Está en campaña hasta Tezanos.

 Y el buen hombre, da un paso más en su trabajo sociológico y no solamente nos dice lo que tenemos intención de votar, sino que ahora nos “sugiere” lo que debemos  votar.

Y lo que hay que votar (Tezanos dixit) es a los partidos que tienen posibilidades de gobernar, y como el que nos dice a los españoles los partidos que tienen posibilidades de gobernar es el propio Tezanos, pues todo se queda en casa y da la casualidad de que esa casa es el Partido Socialista.

Cuando muchos se enzarzan en la importantísima y trascendental discusión de si son los galgos del bipartidismo o los podencos del pluripartidismo, Tezanos recurre a la tan manoseada doctrina del voto útil, aunque la enuncia de manera algo enrevesada para que no parezca que él también plagia, en esta época de fusilamientos (literarios y de tesis, por supuesto).

A muchos les ha molestado esta conseja de Tezanos y hasta Echenique ha tenido que salir (cosa habitual en él, incluida la defensa de los derechos laborales de los trabajadores) a reivindicar la neutralidad de quienes ostentan cargos relevantes en organismos públicos, por mucho que estén nombrados por el dedo del partido para el que piden el voto.

Pero en defensa de Tezanos hay que decir que, si tiene la prerrogativa de manipular los informes que surgen del Centro de Investigaciones Sociológicas para que favorezcan los intereses del partido que le ha nombrado, también le asiste el derecho para, desde el despacho de máximo dirigente del susodicho organismo, pedir el voto para el partido que le ha sentado en el despacho de referencia.

Faltaría más.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?