Opinión

La pornografía, aumenta y continúa dominando Internet

Este informe arroja luz sobre la proliferación de contenidos pornográficos e ilegales en Internet y afirma que es cada vez más común en la Web.

El anonimato de los internautas, la falta de consenso normativo entre países y la facilidad para difundir y comercializar la información, han convertido Internet en una plataforma de propagación de materiales ilícitos, como por ejemplo la pornografía infantil o abiertamente violentos, que incitan a la violencia física o psíquica, o que hacen apología de la misma.

Dichos contenidos, que degradan a la persona, hombre y mujer y qué no son recomendables para nadie, resultan especialmente nocivos cuando quien accede a ellos es menor de edad. Según Optenet, los contenidos específicos para adultos e ilegales en Internet han experimentado un aumento 17,3% en el lo que va de año y la tendencia es que sigan creciendo. Dichos contenidos suponen actualmente el 37% del total alojado.

Este incremento de los contenidos pornográficos, está alineado con el informe que el Gobierno de Zapatero (ONTSI.2009) publicó sobre hábitos de consumo de contenidos digitales. Este informe incluye la pornografía dentro de los contenidos de “ocio” y afirma que el 70,3% de los españoles, con acceso a internet, lo consumen diariamente.

Al igual que las cintas de vídeo y los DVD, Internet se ha hecho popular en la distribución de pornografía porque permite que la gente vea estos contenidos de forma anónima en el confort y la privacidad de sus hogares. Por otro lado, también permite el acceso a gente cuyo acceso estaría restringido legalmente o por condiciones sociales. La pornografía en Internet abarca toda la pornografía que se distribuye a través de las distintas tecnologías sobre las que se apoya la red, principalmente vía sitios web, (streaming y almacenamiento masivo), intercambio de ficheros peer-to-peer o grupos de noticias Usenet.

Otro suspenso obtiene el gobierno de Zapatero, que sólo está preocupado por la pornografía en su rama “infantil”, que también crece en Internet un +1,7% a pesar de lo que se persigue desde el ministerio que dirige Rubalcaba.

Ni la ministra Ángeles Gonzalez-Sinde, ni tampoco la ministra Aido, a pesar del acto degradante que la pornografía supone con la persona, han actuado para atacar esta auténtica plaga.

Parece que no es progresista, atacar la pornografía en cualquiera de sus ramas. Por lo visto, forma parte de esa estrategia de incrementar los niveles de erotización de la sociedad española, como desvelan los informes de Ontsi y Optenet matiza, dentro del plan laicista del actual gobierno dirigido por Zapatero

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?