Opinión

El vaso medio lleno de la Sostenibilidad y ESG

En los últimos años, hemos oído hablar mucho de las siglas ESG (Medioambiente, Sociedad y Gobierno Corporativo) aplicadas a la inversión sostenible, el capitalismo de stakeholders, el cuidado del medio ambiente, la asunción de las responsabilidades sociales por parte de las empresas y el ser dirigidas con principios éticos y de transparencia, entre otros.

Sin embargo, noticias recientes aparecidas en los medios de comunicación, como los cambios en el consejo de Indra, sin transparencia, la dimisión forzada del presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE) o la crisis de Abengoa y la negativa del gobierno a su rescate -entre otras muchas informaciones- han hecho ver que no es oro todo lo que reluce. Y que la ESG, como cualquier cuestión aspiracional hacia un bien mayor, ha de parecerlo y, sobre todo, ha de serlo. Lo que hacen las empresas y gobiernos es tan importante como la forma en que lo llevan a cabo. Y, como la imagen y la reputación no son lo mismo, las percepciones de la población general y de los líderes de opinión tornan en positivas o negativas en función de lo que ven. Descubrir que vender ropa barata en España supone la explotación laboral en Asia, puede acabar con la reputación de una empresa. Los sueldos estratosféricos de los líderes empresariales de EEUU han dejado temblando a millones de trabajadores que viven en la precariedad laboral. El Papa Francisco se deja la voz pidiendo a gritos que cuidemos del “planeta, nuestra casa común”.

Puesto que una mayoría de la población se guía por ciertos principios éticos para comprar productos y servicios, hay empresas e instituciones que ponen recursos, esfuerzos, planes, personas y trabajos para garantizar que su gestión empresarial está impregnada de ese cuidado del medioambiente, de la responsabilidad social y de la buena gobernanza.

Muchos han publicado estas semanas ejemplos de lo que no hay que hacer. Nosotros optamos por contar el vaso medio lleno para mostrar que, incluso en tiempos de pandemia, guerra, escasez, cambio e incertidumbre, también pueden hacerse las cosas mejor.

El primer caso es Fundación La Caixa, primera fundación de Europa continental que invierte 504 millones de euros cada año en proyectos sociales, educación, investigación médica, etc. Hay una vertiente poco conocida (por pudor a la hora de comunicarla, creo) pero me consta al presidente Isidro Fainé le resulta muy cercana: es el Programa para la atención integral a personas con enfermedades avanzadas (terminales). Nació en el año 2008 con el objetivo de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas en situación de final de vida, mediante la atención a los aspectos emocionales, sociales y espirituales. La atención sanitaria se complementa con equipos profesionales que ofrecen intervención psicosocial y espiritual para conseguir que pacientes y familiares reciban una atención integral.

Esta iniciativa cuenta con 45 equipos de atención psicosocial (EAPS) formados por psicólogos, trabajadores sociales, enfermeros, médicos, agentes pastorales, sacerdotes y voluntarios, con presencia en las 17 comunidades autónomas, que desarrollan su labor en el ámbito hospitalario, en el domiciliario y, desde el año 2020, con las exigencias de la pandemia del COVID, en residencias de personas mayores.

Anualmente, el programa atiende a más de 34.000 pacientes y más de 39.000 familiares y cuenta con más de 1.000 voluntarios. El programa, desde sus inicios, ha atendido a más de 230.000 pacientes y 300.000 familiares.

El programa se dirige a personas con enfermedades avanzadas y a sus familiares. El corazón del programa son los equipos de atención psicosocial (EAPS). Estos más de 280 profesionales están formados para ofrecer a las personas con enfermedades terminales y sus familiares una atención psicológica, social y espiritual cálida, sensible y humana. 29.499 pacientes fueron atendidos en 2021 por 45 equipos de atención psicosocial y 132 centros sanitarios cuentan con este Programa en toda España. En nuestra opinión, no sorprende que Fundación La Caixa lleve a cabo este “programa”, sino la actuación en sí misma, en uno de los momentos más importantes de la vida de las personas: enfrentarse a la muerte.

El segundo ejemplo positivo es sorprendente por tratarse de una empresa de tecnología, Telefónica Tech, un integrador de tecnologías de nueva generación, que provee servicios de digitalización a empresas, pymes, autónomos y administraciones públicas: cloud, big data, ciberseguridad, blockchain, internet de las cosas, conectividad, 5G. Sin embargo, hace tres años que los líderes de Microsoft (Satya Nadella), Alphabet-Google (Sundar Pichai) y Apple (Tim Cook) predicaron la necesidad/exigencia de incorporar la ESG a la gestión de las empresas más importantes del mundo (que son tecnológicas) y agentes de la transformación digital. Telefónica Tech, que dirige José Cerdán (CEO) es la única multinacional española de ese calibre para integrar la ESG en su gestión, en Europa y en Hispanoamérica.

 

La Sostenibilidad -un factor clave para el progreso- es uno de los ejes de la ESG en que Telefónica Tech pone más énfasis: la digitalización es parte de la solución a los retos ambientales de la sociedad. Por ello, en Telefónica Tech trabajan para lograr un mundo donde la tecnología contribuya a proteger el planeta. Se provee a los clientes soluciones digitales que, además de mejorar su competitividad, les ayudan a reducir sus emisiones de carbono y el uso de recursos. Al mismo tiempo, Telefónica Tech avanza para ser una compañía con emisiones netas cero y cero residuos, desplegando redes de última generación, usando energías renovables y fomentando la economía circular.

Un objetivo de calado es dirigirse hacia un modelo económico sostenible -que nosotros hemos propuesto muchas veces en la última década, en este mismo El Confidencial Digital-. Al hacerlo, empresas y administraciones serán más competitivas, a la vez que contribuirán a dejar un planeta mejor para las próximas generaciones.

Telefónica Tech, como socio de las compañías en su transformación digital, contribuye con su catálogo de servicios a realizar un “cambio verde”, urgente ya, si se quiere revertir los peores efectos del calentamiento global. Por este motivo, AENOR ha verificado el sello Eco Smart de Telefónica Tech, que avala la contribución al medioambiente de casi un centenar de sus soluciones digitales. Se convierte, así, en la primera compañía tecnológica en España en cuantificar y verificar externamente los beneficios ambientales de los servicios que comercializa. Este sello se creó como un paso más del propósito de Telefónica Tech de contribuir a la transición energética del país. Y, el sello Eco Smart, es garantía de que los clientes que utilizan los servicios digitales que lo llevan, están reduciendo su consumo de energía, las emisiones de CO2 y agua y/o fomentando la economía circular. 

Cellnex Telecom es la única otra multinacional española que, en el ámbito tecnológico-digital, estaría en la misma esfera que la empresa anterior, porque es el indiscutible líder europeo de la gestión de las infraestructuras de telecomunicaciones y despliegue de 5G.

Tobías Martínez, CEO de Cellnex Telecom, es un hombre reconocido por estar 100% orientado a la gestión empresarial. Y, en 2021, pidió a su director corporativo, Toni Brunet, un “Plan Director de ESG (2021-2025)”, para integrar iniciativas éticas y de buen gobierno, sociales y ambientales que estén alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), conforme a las normas internacionales y últimas tendencias en materia de sostenibilidad. Con compromisos y objetivos acordes a las expectativas de todos sus grupos de interés, identificadas a partir de un diagnóstico interno y externo.

Los ejes de ese plan son asegurar la consciencia de una manera responsable de actuar; mostrar cómo es realmente Cellnex Telecom, actuando con integridad; potenciar el talento interno siendo diversos e inclusivos. Ser facilitador del progreso social. Crecer con una propuesta medioambiental sostenible a largo plazo. Y extender su compromiso a la cadena de valor.

La sostenibilidad forma parte del ADN de Cellnex Telecom como compañía. Siendo el pilar fundamental su modelo de negocio, centrado en la gestión compartida de las infraestructuras de telecomunicaciones, en Cellnex Telecom integran los aspectos ESG (Ambientales, Sociales y de Gobierno) en su estrategia, midiendo y gestionando los impactos que generan sobre la sociedad y su entorno, de forma eficiente y responsable.

Recientemente, el Consejo de Administración de Cellnex Telecom nombró a Ana García Fau Consejera Independiente: Ana García Fau será la sexta consejera en el máximo órgano de gobierno de la compañía, compuesto por 11 miembros, superando así el umbral del 50% en cuanto a diversidad de género en el Consejo. Cellnex Telecom es la única empresa del IBEX-35 que lo ha conseguido.

CaixaBank es el primer banco de España y más aún tras la adquisición de Bankia. Con el ADN del modelo rentable y socialmente sostenible heredado de Fundación La Caixa, Gonzalo Gortázar, CEO de CaixaBank, ha animado al sector financiero a acelerar la transición hacia una economía más sostenible: “Es necesario que las instituciones financieras avancen en el cambio hacia una visión más a largo plazo para acelerar la transición sostenible”. Para CaixaBank, la sostenibilidad está ya en las agendas corporativas de las cúpulas de los bancos y se ha avanzado mucho en este ámbito, pero hay que tener en cuenta que esta transición es un proceso lento y exige importantes recursos: “La transición requiere que se tomen decisiones no siempre alineadas con el corto plazo, pero la inversión en personas y datos, y el cambio cultural en este ámbito, son fundamentales para garantizar que CaixaBank va por el buen camino”. Y añade Gonzalo Gortázar: “Es misión del sector financiero financiar la transición sostenible”.

Versus los casos negativos aparecidos en los medios de comunicación estas semanas, CaixaBank se plantea cómo la transparencia en la inversión de impacto está transformando la economía.  Su consejero delegado, Gonzalo Gortázar, subraya la importancia de la transparencia al mercado para poder seguir avanzando en esta transición. Además, CaixaBank, con 20 millones de clientes en España y Portugal, sabe que “los clientes están muy concienciados sobre la importancia de la sostenibilidad hoy, especialmente los jóvenes, y lo estarán aún más en el futuro”. Gonzalo Gortázar concluye que “el compromiso de CaixaBank con la sostenibilidad es firme y estamos avanzando día a día ofreciendo nuevos productos y servicios que contribuyen a acelerar esta transición sostenible”.   

Acabamos con otra empresa sistémica española, El Corte Inglés, líder en retail y alimentación, omnicanalidad, transformación digital y reinvención de su modelo de negocio, mediante la diversificación de las fuentes de ingresos. El Corte Inglés apuesta por la sostenibilidad: quiere construir con clientes, empleados y proveedores un entorno saludable, sostenible y próspero, “porque nuestro Planeta lo necesita YA”. Esto se traduce en la necesidad de transformar la manera de producir y consumir, y de que hay que sumar esfuerzos con todos sus stakeholders.

El Corte Inglés ha asumido compromisos con la Sostenibilidad: tener Residuo Cero este año, 2022; el distribuidor consume ya el 100% de la energía eléctrica de origen renovable; trabaja sólo con proveedores que demuestran un compromiso con el medio ambiente y los derechos humanos; apuesta por materias primas más sostenibles; promueve la economía circular: reduciendo su huella plástica; pone a disposición de sus clientes lugares/puntos para recargar el vehículo eléctrico y, por último, da segunda vida a la ropa, aparatos eléctricos, juguetes y libros de sus clientes.

Por tanto, la Sostenibilidad en El Corte Inglés se traduce en consumo sostenible; residuo cero; uso de energía renovable y reducción del desperdicio alimentario.

Podríamos haber puesto énfasis en lo negativo. Pero eso ya lo están haciendo otros y todos lo saben.

Hay esperanza de un mundo mejor porque existen personas, instituciones, empresas, etc, que se esfuerzan en construir un mundo mejor.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?