Opinión

Pedro Sánchez, de bolos

Entrevista de Pedro Sánchez en la SER
photo_camera Entrevista de Pedro Sánchez en la SER

El compañero Pedro Sánchez está de bolos.

Seguramente por mi incapacidad, no he encontrado en el diccionario de la RAE ni en el de Fundéu una definición sobre la expresión "estar de bolos".

En lenguaje coloquial, y también en el ámbito periodístico, se suele entender como ir de un sitio a otro de una manera insistente a la vez que informal, con un cierto tono vacacional y de entretenimiento.

Lo cierto es que, estos últimos días, el presidente en funciones, candidato socialista a las próximas elecciones generales, se ha lanzado a una actividad que cabría calificar de intensiva.

No falta jornada en que no aparezca en los medios, bien presidiendo un acto de su partido, bien participando en un foro, bien ofreciendo entrevistas, que se suceden una tras otra. Nunca se había conocido tal.

Después más de un año de sequía de ruedas de prensa, cuando se le criticaba por la ausencia de comparecencias en público y porque no se le podían hacer preguntas, el panorama ha cambiado radicalmente.

Radios, televisiones, periódicos, digitales... han podido hacerle estos días entrevistas, a las que se ha ofrecido con una prodigalidad como hace tiempo no se veía.

Se nota que Sánchez es consciente de lo que se juega en las elecciones del 10 de noviembre, y ha decidido poner todos los medios para ocupar el escenario. Y lo está consiguiendo.

La Cadena SER, laSexta, Telecinco, Aragón Televisión, Nius, Canal Extremadura Televisión, confidenciales, diarios regionales como Heraldo, y hasta La Razón... todo le vale al candidato, en esta ofensiva de presencia pública a un mes de la cita con las urnas.

El esfuerzo más intenso de Pedro Sánchez se centra en presentarse como hombre de Estado, como personaje fiable, confiable, que puede liderar el cambio tranquilo que necesita España, y como el único que garantiza el futuro de este país. Sobre todo frente al desafío que representa el separatismo catalán.

¡Vaya cambio! De las entrevistas-felpudo con Quim Torra escenificadas en Moncloa y en Pedralbes, de la afirmación de que el problema de Cataluña se resolverá "con una votación", de la propuesta de buscar un relator... hemos transitado a la amenaza. Sin anestesia.

Pedro Sánchez dice ahora que está dispuesto a aplicar la Ley de Seguridad Nacional en aquella autonomía, y sin descartar tampoco el recurso al artículo 155. Se ve que la medicina ya no es el ibuprofeno, como afirmó anteriormente. Ahora requiere bisturí.

Son los mensajes de fondo en esta temporada de bolos del presidente, que, me parece, no ha hecho más que comenzar.

[email protected]elconfidencialdigital.com

En Twitter @JoseApezarena

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable