Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Becarios de por vida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Aún oigo esas voces que me decían “¡Estudia o sabrás lo que es bueno!”. Bueno, ahora sé que tenían razón, pese a haber estudiado. No quiero darle más vueltas a un tema del que ya se ha hablado mucho, pero como no veo todavía una solución clara tal vez haya que darle un poquito más de cuerda. Entiendo que el motivo principal de la falta de trabajo y oportunidades es que no hay dinero. Bien. Lo que mi cabeza no llega a comprender es que no haya un gobierno que lo solucione. ¿En qué momento se solucionará esta situación exasperante? Fui un chico obediente. Estudié e hinqué codos. Y repito, como era un buen chico, trabajé para costearme los estudios. No solo el primero, sino varios, para tocar varios sectores y que no me pillara la ausencia de empleo.

Pues bien, ni aún así. Aunque debo agradecer a Dios o a quién quiera que se le agradezca que estamos todos conectados y hay millones de ofertas de empleo por las redes sociales. Bueno, discúlpenme, me ha quedado demasiado positivo. Si así fuere, tal vez no estaría escribiendo este artículo de opinión, sino que estaría felizmente en mi casa viendo la televisión. Pero no, no es así, es todo lo contrario. Haciendo alusión al título del artículo, no hay más que ofertas para becarios. ¿Recordáis? La palabra mágica para tener a alguien que te haga la faena, con estudios acabados (en mi caso más de uno) y por el que pagas 4 euros. Sí, para eso hay muchas ofertas, tal vez demasiadas. Pues bien, así seguimos, sin gobierno, sin empleo, sin becas y sin ayudas. Ni para jóvenes ni para mayores. Pero claro, todo se ve mucho más fácil desde la oficina con el aire acondicionado puesto, incluso en invierno. Mi imaginación me juega malas pasadas. No quiero ser grosero ni faltar a nadie pero a veces, de repente, cuando me apunto a una oferta de empleo con pésimas condiciones me viene a la mente la imagen de un empresario, con mucha barriga y poco pelo en la cabeza cogiendo mi currículo y encestándolo en una pequeña cesta de baloncesto encima del cubo de basura. Acto seguido se echa a reír y se dice así mismo “pobre desgraciado, jamás trabajará aquí, más de 6 años estudiando para nada”.

Y entonces pienso que tal vez, en vez de haber estudiado, podría haber aprovechado para viajar, ver mundo, pasármelo bien al fin y al cabo, porque total, ¿qué más da? Si todavía no tenemos gobierno y nadie se va a poner a solucionar esto de manera repentina. Tampoco habrá ayudas, ni becas y desde luego no vendrán a ofrecerme un empleo a la puerta de casa. ¿Qué os parece, monto una empresa de lo que sea y contrato solo a becarios? Igual, entre todos, sacamos esto adelante, ¿no creéis?

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··