Lunes 23/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

España: reír para no llorar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Recuerdo que en los tiempos de Franco hizo furor un chascarrillo sobre el pesimista y el más pesimista. Decía el pesimista: "Como siga Franco en el poder vamos a terminar to comiendo mierda"; a lo que el más pesimista contestaba: "¿Tu crees que habrá mierda pa to?"... ¿Y qué podríamos contar del gobierno actual? Como sigan así las cosas no habrá ni pa ellos. Están todos los foros avisando del batacazo que nos estamos ya pegando y del que nos vamos a pegar, más espantoso aún, y este gobierno ni caso, a la luna de Valencia, to er mundo es bueno, aquí no pasa na, y si pasa que importa y si importa que pasa.

Y puestos a pensar mal o de manera políticamente incorrecta -algún día quiero que me expliquen lo que quiere  decir esto- el batacazo llegó, y esta España que no para de preguntarse: "¿Qué os he hecho yo para que me tratéis así? ¿No veis que me muero?" Y esta España murió y en su tumba quiso ella poner el mismo epitafio que encontraron en un pequeño cementerio de un pueblo gaditano que así decía: "Ya os dije que estaba enfermo"... Ya hay hambre y frío en España y más de uno se empieza a consolar pensando en el mes de agosto para no pasar na má que hambre... Gobierno, diputados, sindicatos, autonomías y los de la ceja, ni un solo paso atrás en lo que a ingresos personales se refiere ¿Y el pueblo? El pueblo a vivir de prestado o volver al hogar familiar. Está resultando que la familia es la mejor seguridad social que ha inventado el hombre, aunque, en honor a la verdad, la familia es anterior al hombre. Y también se la quieren cargar. Ingeniería social: de familia a ganao; de valores a la perversión de lo bueno, que es lo peor; de solidaridad a feroz individualismo; de amistad a la soledad del egoísmo; de trabajo a venga juerga; de esfuerzo a vagancia; de creer en un Dios Padre a una democracia para el poder... Y yo me pregunto ¿quién puede votar semejante enjambre de errores? Y no puedo evitar que se me venga a la memoria la anécdota de aquél padre que preguntado por su hijo porque se había casado con mamá, este le contestaba: "A ti también te extraña no verdad hijo". Como dicen hoy: alucino.

Atentamente.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·