Lunes 21/05/2018. Actualizado 14:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Navidad 2010

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Nochebuena y la Navidad son nuestras fiestas más entrañables, tan populares que en el mudo occidental se celebran en todas partes. ¿ Y cómo las celebramos? Con todo lujo de detalles: luces, dulces, cantos, música, rezos, reunión familiar, etc. Asombra ese misterio de amor del Niño Dios, que abraza el sufrimiento humano, santificando así las realidades de pobreza y de dolor que muchos hombres atraviesan. Su amor puro, despierta el nuestro.

La antevíspera de Nochebuena, una compañera me felicitó deseándome “feliz año”, y una antigua alumna me deseó, por la calle, “unos buenos días”. Yo invitaría, a cada cristiano, a confesar su fe de palabra y de obra, que si parecemos lo que somos, es señal de autenticidad y Dios no se avergonzará de nosotros. Un buen detalle de Navidad puede ser bendecir la mesa. Monseñor Munilla ofrece esta propuesta: “Bendice, Señor, en esta Noche Santa, esta mesa y a los que en torno a ella nos reunimos, así como a todos nuestros seres queridos y a los que echamos en falta: En esta noche en la que viniste a nosotros, sin encontrar posada donde alojarte, queremos abrirte las puertas de nuestro hogar y las de nuestros propios corazones para que entres y hagas tu morada en ellos. Da pan a los que tienen hambre, y hambre de Dios a los que tienen pan. Concédenos la gracia de reunirnos un día toda la familia en la mesa celestial. Amén”

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··