Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La República Bolivariana de España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Yo nací en Venezuela, y hace unos 20 años, yo tenía una familia, un empleo estable, una casa en Caracas, mis colegas y amistades... Y gracias al avance del chavismo, en esos días, veía con incertidumbre mi futuro en ese país. En 1996, la figura de Chávez era muy popular en Venezuela, gracias, precisamente, a los medios de comunicación social, que daban hueco, o mejor dicho, publicidad gratuita, a sus discursos incendiarios.

Así que a mediados de 1996 (dos años antes de que ganara Chávez las elecciones), decidí salir auto exiliado de Venezuela, ante el inminente peligro que se venía encima. Pero el hecho de haber abandonado mi país natal, no implicó que desconectara de él. Hoy, mi madre, con sus 79 años, me cuenta por teléfono, que el Gobierno le da un día a la semana para que pueda hacer colas kilométricas en busca de alimentos. Y si ese día, no consigue nada, tiene que esperar una semana para su próximo intento. Éste tipo de situación es la que vive a diario millones de venezolanos, cuyo país, produce millones de barriles de petroleo al día, y en donde en sus hospitales, no hay los elementos más básicos para curar a los enfermos. Y todo, gracias al chavismo, que hoy defiende sin tapujos el señor Pablo Iglesias.

Tras mi casi dos décadas alejado en alguna medida de la cruda realidad de Venezuela, la tranquilidad que había conseguido en España como auto exiliado, hoy, se ha cortado, ya que ese problema, que pensé que se había quedado en el baúl de los recuerdos, ahora, todos los días, lo veo otra vez reflejado en los medios de comunicación en España. Es decir, parece que ahora he retrocedido a 1996, pero con la gran diferencia, de que no estoy en Venezuela... estoy en España!... y no doy credulidad a ésta aberrante realidad.

Lo que veo lamentable, es que al igual que en el caso Venezuela, en España, nunca se ha tomado en serio la amenaza chavista. Yo recuerdo en 1994, cuando mis amigos me decían en Caracas que Hugo Chávez nunca ganaría unas elecciones. Y aquí, veo que ocurre lo mismo con el señor Iglesias. Hoy, gracias al PSOE, por ejemplo, los señores de Podemos tienen la alcaldía de Madrid. Y precisamente, gracias al PSOE, los señores de Podemos, podrían asumir altos cargos de Gobierno, si el señor Sánchez, llega al anhelado y deseado acuerdo con Podemos, y todo, con la finalidad, de sacar del poder al partido que ha ganado las alecciones. Así que el señor Pedro Sánchez, cuyo partido, ha tenido el peor resultado electoral en toda su historia, aspira a ser presidente, con el apoyo de los chavistas.

En fin, con todo ésto que he contado, me preguntaba, que si al igual, que en 1996, donde decidí dejar mi país natal Venezuela, hoy, ya en en 2016, por culpa del señor Sánchez, me vea en la necesidad de nuevo, de dejar mi segunda casa, España. Espero no tener que decir algún día, que he salido auto exiliado de la República Bolivariana de España.

Así, que desde éste espacio, desde éstas líneas, hago un llamado al señor Sánchez, al PSOE, para que no comentan el mismo error, que cometieron en su día, diversos líderes venezolanos, al dar su apoyo, a una causa, una causa, que sólo ha generado hambre, miseria, terror, y muerte, en mi querida Venezuela.

Y sinceramente, si alguien desea fervientemente al señor Iglesias de presidente, que se valla a vivir a Venezuela, ese país, que hoy ocupa la mayor inflación del mundo; ese país que es el más violento de América; y que para el señor Iglesias, es un “modelo de democracia a seguir”. ¿Lo será también para el señor Sánchez?

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··