Jueves 18/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Rodiezmo y la equidistancia del PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La fiesta minera de Rodiezmo del pasado fin de semana, ha servido nuevamente al Partido Popular para afianzar una teoría en la que llevan tiempo insistiendo, y que podría definirse como la equidistancia. Equidistancia como trampa para equilibrar responsabilidad entre izquierda y derecha respecto a tanta brutalidad como hubo hasta no hace tanto desgraciadamente, y de cuyas consecuencias seguro pueden dar testimonio abundantes lectores de este diario, entre los cuales no se si cuenta el Sr. Mayor Oreja, uno de tantos otros, que por el contrario y sin rubor alguno en reconocerlo, se mimetizaron en un escenario totalitario que contemplaban con extraordinaria placidez. La novedosa correa de transmisión para fortalecer la idea consiste en comparar ahora puño con brazo.

Mire Sr. Rajoy, su viraje al centro de la política por motivos obvios ha hecho desistir, al menos a parte de entre los que le arropan, de incierta reputación democrática, de alzar el brazo según suenan las notas del himno nacional, no se si como cuestión meramente cosmética o quizás por convicción, lo que en cualquier caso es de agradecer.

No obstante, ello no es por si solo suficiente para alcanzar su anhelado centro político, correlativamente debería, sino reconocer, al menos no insultar a quienes con honra alzan todavía ese puño (sin intención de convertir el gesto en una operación de marketing, como en la artificiosa escena de Rodiezmo), pues gracias, entre otros, a esos miles de idealistas a los que alzar el puño les costó purgarlo enterrado, aún hoy en día en alguna desconocida cuneta, ustedes pueden como recompensa aspirar a encontrar ese centro tan abstracto en una España en libertad, incluso cuando pierden el norte haciendo mezquinas e injustas comparaciones, como las que traen causa de la presente.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··