Sábado 16/12/2017. Actualizado 13:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Saltarse las Leyes a la catalana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La semana pasada mi vecino me dijo que pensaba entrar a robar en mi casa, yo le pregunté por qué, y él me respondió que se había reunido con su familia, y con sus cuatro amigos, y habían decidido por votación celebrada en su piso, sin garantías legales, sin observadores, sin Junta Electoral independiente e imparcial, sin un censo verificado, y sin ningún control en la votación, y en el recuento, que ellos tenían el "Derecho a Robar".

Así pues, el día señalado, a la hora indicada, mi vecino entró en mi casa para robarme. Cuando me lo encontré en el salón le dije que lo que estaba haciendo era ilegal, y anticonstitucional, a lo que él me argumentó que su "Derecho a Robar" le permitía llevarse lo que él quisiera de mi casa, y que yo era muy libre de participar y expresar mi "derecho a robar", o bien ayudándole a poner mis cosas en su saco, o bien podía abstenerme, y no robar.

Ante esta situación de ilegalidad llamé a los Mossos d'Escuadra, los cuales se personaron en mi vivienda, y para sorpresa mía, en vez de impedir un delito, en vez de proteger mis derechos, y en vez de hacer cumplir la Ley, solo le advirtieron de que estaba haciendo algo que no debía, y acto seguido se fueron, por lo que viendo la situación, y temiendo por la integridad de mi gran familia, llamé a la Policía Nacional, y a la Guardia Civil, (aprovecho para expresar mi agradecimiento a la Policía Nacional, y a la Guardia Civil por su gran trabajo), en cuanto llegaron, informaron a mi vecino de que lo que estaba haciendo era un delito, y que tenían una orden judicial del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de impedir sus actos, el problema es qué él los vio venir, e hizo una barricada con mi sofá, y mis sillas, por lo que los agentes del orden tuvieron que apartar aquella barricada, y mi vecino dice que para hacerlo emplearon "brutalidad y violencia", y que él se hirió cuando oponía resistencia al forcejear con los policías, ya que estos, y siempre según mi vecino, emplearon la fuerza cuando ellos estaban haciendo su trabajo, aunque claro, la pregunta que me hago, ¿cómo se debe detener a alguien que está cometiendo un delito, o bien cómo lo hicieron los Mossos d´Escuadra, o bien como lo hizo la Policía Nacional, y la Guardia Civil?

En estas que yo observaba la calle desde mi ventana, y aprecié como la familia de mi vecino, y sus cuatro amigos arrojaban piedras a los coches de la Policía Nacional, y de la Guardia Civil, así como les propinaban insultos, y golpes.

Finalmente mi vecino fue desalojado de mi piso, el problema es que se llevó con él varias de mis pertenencias más valiosas, entre ellas, la paz social que había en Cataluña, la fraternidad entre aquellos catalanes que no pensamos igual, y lo que es peor, es que dividió en dos a mi comunidad (por si alguien todavía no lo ha pillado, me refiero a la Comunidad Autonómica de Cataluña).

En estos momento Cataluña ha sido dividida en dos, por un lado los que apoyan el "Derecho a Decidir", y por el otro, los que apoyamos la Ley, y la Democracia, que para el caso, y según como lo ve mi vecino, se puede resumir de la siguiente forma, por un lado están ellos, "los buenos", y por el otro nosotros, "los fachas", "los malos", "los invasores", etc.

No contentos con haber pisoteado todas las leyes que rigen la convivencia cívica y pacífica, no contentos con haber incumplido un sin fin de leyes, y no contentos con haber dividido Cataluña, mi vecino se reunió con su familia, y sus cuatro amigos, y piensan hacer una declaración unilateral de independencia, y todo ello argumentando que ellos han votado libremente por su "Derecho a Robar", ¡ahí perdón!, su "Derecho a Decidir".

Mi vecino, conocedor de muchas leyes, sobre todo las que a él le interesan, y le convienen, me argumentó que el Derecho Internacional, se lo permite, (por lo que me informé es aquel que estudia y regula el comportamiento de los Estados y sus relaciones mutuas), me dijo que la Declaración Universal de los Derechos Humanos, así como en diversos Tratados Internacionales, les permite el "Derecho a Robar", perdón una vez más, quería decir, a decidir, a lo que yo le argumenté que tanto la Constitución Española de 1978, como el Código Penal, así como en el resto de Leyes españolas que pueden tratar, o estar relacionadas con el tema, ninguna permite, ni reconoce el "Derecho a Robar", ni mucho menos el "Derecho a Decidir".

Así las cosas me dijo que me leyera la prensa internacional ya que mi total ignorancia me impedía entender lo que sucedía en Cataluña, ya que según él, yo estoy manipulado y adoctrinado, y para ver la luz, me remitió a la Televisión pública de Cataluña TV3, y a la radio pública de Cataluña, (las cuales por cierto están pagadas con los impuestos de todos los españoles), ya que según él, allí me informaría de la verdad, toda la verdad, y nada más que la verdad, a lo que yo le respondí que esa era su verdad, la cual distaba mucho de ser creíble ya que carecía de legalidad, dado que su realidad de una "Cataluña Matrix", nada tiene que ver con lo que la mayoría de los catalanes queremos.

Lamentablemente solo me queda el derecho al pataleo, ya que mi vecino, y su familia han creado "listas negras" donde estamos "inscritos", con nuestros nombres, apellidos y direcciones, todos aquellos catalanes que no pensamos como ellos, pero claro, como ellos son "los buenos", entonces esto les permite a "ellos" ningunear todos nuestros derechos, y "saltarse las Leyes a la torera", (perdón que "ellos" no pueden ver, ni oír nada que suene, o tenga la más mínima relación con España, como es el caso de los "toreros"), así que lo cambio por, "saltarse las Leyes a la catalana".

Algunos catalanes, perdón quería decir mis vecinos, se creen que "ellos", como son el ombligo del mundo, y son más listos que el resto de los mortales, se pueden saltar las leyes, y pueden imponer su santa voluntad al resto de catalanes, me refiero a los catalanes que sí respetamos la Ley, y la Constitución, y por ello nos están imponiendo algo que la inmensa mayoría de los catalanes, no queremos.

La algarada del 1 de octubre pasará a los anales de la historia como un golpe de estado antidemocrático orquestado, y perpetrado desde las instituciones de una de las regiones de un país, en el que se saltaron las normas, y las leyes más básicas de convivencia, lo que los historiadores conocerán como "saltarse las Leyes a la catalana", donde una minoría que controla desde hace décadas, el gobierno regional, los medios de comunicación, la educación, y sobre todo las finanzas, les ha permitido repartir y regar con suculentas prebendas a sus amigos, y amiguetes, impone su voluntad mediante la manipulación, la mentira y el engaño, aunque ésta carezca de base jurídica, argumental, moral, y mucho menos histórica, siendo la única diferencia entre una persona que vive en Sevilla, Alcorcón, Pontevedra, o Barcelona, que los catalanes además de hablar el español, también hablamos el catalán.

Recuerden ustedes que "saltarse las Leyes a la catalana", además de ilegal, y si me lo permiten, amoral, es sobre todo, ante todo, y por encima de todo, antidemocrático.

 

Pablo Martín Tharrats

Barcelona – Cataluña – España

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··