Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:12h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Las condiciones de Ciudadanos a UPyD

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El partido Ciudadanos también puede poner condiciones a UPyD para pactar. Doce exigencias imperiosas (para que UPyD recupere su democracia interna).

   En la reunión del pasado día 23 Rosa Díez puso su mejor sonrisa para salir en las fotos con Albert Rivera y dijo que UPyD está dispuesto para empezar a negociar con Ciudadanos "de forma inmediata" y "sin límites".

   Pero poco antes ella y su partido habían reaccionado violentamente contra su eurodiputado Francisco Sosa Wagner, cuando propuso llegar a acuerdos con Ciudadanos, y desde UPyD se vertieron críticas, desprecios y manipulaciones contra ese partido; para acabar aprobando (en la reunión extraordinaria del Consejo Político de UPyD celebrada el día 6, un documento con una lista de 21 exigencias (sobre organización interna y sobre programas) que cualquier partido (nadie duda que estaban pensando en Ciudadanos, pero despectivamente ni siquiera lo mencionan en el documento que aprobaron) debía cumplir si quería ser siquiera digno de que Rosa y UPyD consideraran la posibilidad de empezar a negociar algún pacto con ellos...

   Como muy bien afirma UPyD en ese documento que ha aprobado: “Resolver los problemas de España requiere de partidos políticos con democracia interna, transparencia y financiación limpia, pues sin esto cualquier plan de regeneración democrática que dependa de ellos nacerá muerto".

   Como afiliado y votante que he sido de UPyD varios años, y habiendo votado a Ciudadanos en las recientes europeas, considero que, para resolver los problemas de España (que es lo mismo que quieren Rosa Díez y UPyD, según dicen) sería justo y necesario que Ciudadanos le exigiera a UPyD una serie de requisitos antes de pactar con ellos, a la vista de la falta de democracia interna que hay en UPyD, y también de su falta de transparencia (entendida ésta no en su acepción de que presenten sus cuentas económicas, sino de que no engañen a la opinión pública ocultando que de puertas para adentro hacen lo contrario de lo que predican).

   UPyD presume fraudulentamente de algo de lo que carece: de verdadera transparencia. Y niegan, poniéndose muy nerviosos, su agobiante e indiscutible autoritarismo, algo que también ha señalado Sosa Wagner.

   Propuesta de documento.

   Ciudadanos exige a UPyD, para pactar con ellos, "un funcionamiento democrático de calidad" (algo que también pide UPyD en su documento, viendo la paja en ojo ajeno pero no la viga en el propio).

   En el caso concreto de UPyD, eso incluye:

   1) Que se elija en elecciones primarias no sólo al cabeza de lista, sino todos los puestos iniciales, susceptibles de ser elegidos. Eso impedirá el amiguismo que ha practicado estos años la dirección de UPyD, que puede comprobarse en dos ejemplos: colocando a dedo a la número dos de la lista de las municipales de Getafe en contra de la voluntad de los afiliados locales (la beneficiada, Esperanza Fernández, que gracias a ese enchufe llegó a ser Concejala de UPyD, es la esposa de un empresario de la construcción amigo del número 3 del partido, Juan Luis Fabo); o el otro ejemplo, colocando a dedo en los primeros puestos de las listas de las Europeas a los amigos de la líder de UPyD (incluso a una vieja compañera de Rosa del PSOE vasco, Maite Paga, que no era ni afiliada de UPyD). (Como contraste, en Ciudadanos los afiliados han votado en primarias para elegir los cinco primeros puestos de la lista de las europeas, y no solo el primero).

   2) Que las elecciones internas dentro de UPyD sean limpias, y se garantice que los dirigentes del partido no promueven ni apoyan a un candidato "oficialista" (adicto y sumiso a la cúpula de UPyD) como ocurrió recientemente en Madrid, ni influyen para que el resultado le sea favorable, incluso cometiendo fraude e ilegalidades, como hizo UPyD en Valencia y en Galicia.

   3) Que se respeten los propios Estatutos de UPyD, que establecen unas normas democráticas para dirigir el partido por medio de Consejos Territoriales elegidos por los afiliados, a los que la dirección boicotea o disuelve cuando le interesa, imponiendo a dedo Gestoras que mantiene más tiempo del que permiten los Estatutos, todo ello para impedir que esas agrupaciones sean dirigidas por afiliados que no sean sumisos a la Dirección. UPyD debe impedir que el Responsable de Organización, Juan Luis Fabo (que miente sobre el asunto) pueda seguir manejando a su aire el partido, sin respetar los Estatutos, mintiendo, censurando los correos electrónicos de dirigentes territoriales, presionándoles para que dimitan, expedientando a los que apoyan candidaturas no oficialistas, o tomando represalias contra afiliados que osan presentarse contra la voluntad de los que mandan: en conclusión, actuando como un auténtico cacique, se supone que con el visto bueno de Rosa Díez.

   4) Que no se permita que las Gestoras puestas a dedo, organicen las elecciones internas controlando los censos de afiliados sin garantías (se han denunciado varios casos de fraude en los censos de UPyD, en Huelva y en Guadalajara por ejemplo, y en Vigo), ni que se presenten como candidatos los propios miembros de las Gestoras que organiza el proceso, sin ninguna posibilidad de que afiliados independientes de la dirección del partido puedan controlar objetivamente esos procesos electorales, controlados y dirigidos de manera obsesiva desde Madrid, por el miedo de Rosa Díez a que alguien en el partido pueda pensar de manera distinta a ella y tener responsabilidades.

   5) Que se prohíba que en caso de votación telemática por ordenador se encargue el proceso informático a una empresa dirigida por amigos de los dirigentes de UPyD, como es Trimedia, que lleva trabajando para UPyD desde que era la plataforma Pro, dándose el caso además de que Lorena Cózar, hermana del director de Trimedia (Fernando Cózar) trabaja directamente para UPyD, como responsable de Afiliación, bajo las órdenes de Fabo, muy probablemente colocada a dedo...

   6) Que si se detecta que un dirigente de UPyD ha conseguido su cargo ilegalmente, cometiendo un fraude electoral, se le destituya ipso facto, por mucho tiempo que haya transcurrido desde su elección. Eso ocurrió en Valencia, donde se produjo un fraude en el proceso de las elecciones a Coordinador Territorial, en el que participó Trimedia, que fue encubierto por la dirección de UPyD. Cuando más de un año después se demostró que en la votación electrónica se habían introducido al menos seis votos ilegales (que propiciaron la victoria del candidato oficialista por 150 votos a 149) la dirección se negó a hacer nada alegando que el tiempo de reclamaciones había prescrito. Además el candidato ganador de aquella votación, Romain Muzzati había participado en la organización de esas elecciones (como responsable de la Gestora). Ciudadanos no pactará nunca con un partido que no se comprometa a destituir a un cargo electo por fraude y a expedientar a todos los responsables del mismo, cosa que UPyD no hizo.

  7) Que se respete la voluntad de los afiliados en los procesos electorales internos, y que no se anulen los resultados cuando el que gana no es del agrado del Consejo de Dirección, como hizo UPyD el pasado febrero en Murcia, alegando motivos ridículos para favorecer descaradamente al candidato preferido por la dirección de UPyD (Rafael Sánchez, que tiene como amigo y máximo valedor al miembro del Consejo de Dirección Manuel Hernández, de quien "heredó" el cargo de coordinador de Murcia). Son muchas las voces que exigen a UPyD que reconozca que Encarna Hernández es la legítima Coordinadora de UPyD en Murcia, y que pida perdón por la burla que supuso anular las elecciones que ella ganó; y que expedienten a los responsables de esa absurda decisión (los miembros de la Comisión Electoral, controlada por el Consejo de Dirección: Elvira García, Antonio Ballesteros...).

   8) Que se aparte de los cargos de dirección, o al menos que se abra expediente, a los afiliados de UPyD denunciados o imputados, en vez de encubrirlos y protegerlos cuando son amigos de la dirección, como ha ocurrido en el caso de los Concejales de UPyD de Alcalá de Henares, acusados de malversación de fondos; o en el caso de la Coordinadora Territorial de UPyD en Castilla La Mancha, Celia Cámara, que está imputada, pero sobre la que UPyD no ha dicho nada y la mantiene en su cargo; o en el caso de la Parlamentaria de la Asamblea de Madrid Elvira García, denunciada por cobrar dietas de reuniones de una comisión a las que no había asistido; o en el caso de los Concejales de UPyD de Alcobendas, denunciados por el cabeza de lista de UPyD en esa localidad.

   9) No basta con que UPyD publique en su web que tienen unos Órganos de Control interno (Comisión de Garantías y Oficina de Buenas Prácticas), sino que esos órganos deben funcionar con justicia e imparcialidad, y deben defender realmente los derechos de los afiliados de posibles abusos de la Dirección. Las constantes faltas de respuesta o de cumplimiento de plazos en las mismas que se vienen denunciando no permiten que se pueda decir que hay justicia interna dentro de UPyD. UPyD debe hacer lo necesario para impedir que cuando un dirigente del Consejo de Dirección sea denunciado por un afiliado, no sea ese mismo dirigente el que responde al afiliado que ha presenta la denuncia diciéndole que no se admite a trámite su denuncia, algo intolerable que ha ocurrido al menos en dos ocasiones (siendo el acusado y el juez que se absolvió a sí mismo el responsable de Organización de UPyD, Juan Luis Fabo); además de lo antiético que resulta, ese comportamiento está específicamente prohibido en los Estatutos de UPyD (y pese a haberlo denunciado un afiliado como una nueva irregularidad cometida por el mencionado dirigente, UPyD no hizo nada, y en cambio el afiliado que denunciaba la corrupción -que es el autor de esta propuesta- acabó siendo expulsado del partido en un procedimiento sancionador irregular).

   10)  UPyD debe practicar en su seno la separación de poderes que tanto predica, y sus Órganos de Control deben ser independientes del Consejo de Dirección del partido. La reciente destitución de Enrique Calvet, miembro principal de la Oficina de Buenas Prácticas de UPyD, elegido para ese cargo hace menos de un año, y nº 5 de UPyD en la lista de las Europeas, simplemente por apoyar a Sosa Wagner y por opinar que debería celebrarse un Congreso Extraordinario es una muestra más del autoritarismo de ese partido, que al acumular todo el poder en un cerrado círculo de personas (Rosa y sus más cercanos) impide que se pueda ejercer ningún control democrático sobre ellos. Las mentiras e ilegalidades cometidas por la dirigente de UPyD Elvira García, asesora jurídica del partido y miembro del Consejo de Dirección, que fueron encubiertas por la Comisión de Garantías en el caso de las sanciones al que era Coordinador de UPyD en Vigo demuestran asimismo su despotismo. Hace falta llevar a cabo una profunda transformación en este aspecto dentro de UPyD, para impedir que sigan encubriendo prácticas autoritarias, irregulares y corruptas de sus propios dirigentes, antes de que cualquier partido democrático pueda pactar con tranquilidad con UPyD.

   11) Ya que UPyD exige a los demás que publiquen en su web los "Estatutos del partido y todas las normas aprobadas en desarrollo de los mismos" (criterio A,3,d. aprobado el 6 de septiembre), es razonable que exijamos que UPyD publique la constitución que hizo en el año 2009 de una Comisión Permanente del Consejo de Dirección, órgano "secreto" de dirección interna, con plenos poderes, que nadie sabe quienes son sus miembros, y que están ocultando a sus propios afiliados. Usando esa Comisión Permanente UPyD ha expedientado a algún afiliado (al menos uno que se sepa) ilegalmente, incumpliendo sus propios Estatutos y atentando contra los derechos de los afiliados. (Por cierto: los Estatutos de Ciudadanos se facilitan a todo aquel que los pida, y considerar que no estar en la web es una falta de transparencia resulta ciertamente rebuscado, sobre todo comparado con el engaño y el ocultismo que Rosa Díez está haciendo con esa "Permanente").

   12) Ciudadanos no pactará con un partido que predique en su Manifiesto que defiende la limitación de mandatos, pero después actúa incongruentemente y modifica sus Estatutos para prolongar la duración de esos mandatos desde dos legislaturas hasta tres, como ha hecho UPyD en su pasado Congreso, a instancias del Consejo de Dirección. (En los Estatutos de Ciudadanos figura la limitación de dos legislaturas para el mismo cargo publico, y si a alguien se le ocurriera plantear prolongar ese plazo, la salud democrática del partido impediría que pudiera llevar a cabo su retrógrada intención; ya vemos que no es así en UPyD).

   Comentario final:

   Sin duda UPyD tiene valores muy positivos, y como apuntaron Fernando Savater y Francisco Sosa Wagner (y otros líderes de ese partido) coincidimos en la mayoría de los planteamientos políticos, y la unión de nuestras fuerzas podría "multiplicar el efecto de nuestros planteamientos" (frase textual de F. Savater).

   Pero como también apuntó Sosa Wagner y como denuncian miles de ex afiliados que se han ido de UPyD profundamente decepcionados (bastantes de los cuales se están viniendo a Ciudadanos), UPyD tiene un grave problema de autoritarismo y de falta de democracia interna.

   Cuando consigan arreglarlo (probablemente, y para los que estamos bien informados sobre la realidad del partido magenta, sí que sea cierto que necesitan un Congreso Extraordinario urgente para intentar regenerarse a sí mismos), que avisen: porque en las actuales circunstancias UPyD resulta un partido ciertamente tóxico y peligroso.

   Bis: Como muy bien afirma UPyD en el documento que ha aprobado su Consejo Político: “Resolver los problemas de España requiere de partidos políticos con democracia interna, transparencia y financiación limpia, pues sin esto cualquier plan de regeneración democrática que dependa de ellos nacerá muerto".

   Pedro Larrauri. Ex coordinador local y candidato de UPyD en Vigo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·