Lunes 22/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La demagogia del alacrán: Leire Pajín

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sin entrar en la comidilla propia de la farándula añeja que todo lo cuestiona y de algún suspicaz, es cierto, o así lo parece al menos, que la Sra. Pajín es “de padre y muy Sr. mío” y se merece unas líneas críticas por transitar con frecuencia por la vía de la “demagogia del alacrán”.

Su meteórico ascenso entre las filas socialistas tiene a más de uno alucinado, incluso dentro del partido. Nadie ha conseguido llegar tan pronto tan alto y sin que se sepa bien con que méritos. ¿Tal vez con el apadrinamiento de Felipe González? Eso se dice.

Cierto que, aparte del servilismo propio de la estructura mafiosa de obediencia ciega en que se cobija, es, o así parece, una mujer inteligente (aún a pesar del aire que tiene en ocasiones de afectada por el síndrome de Down, acaso, por el poco cuidado que da la impresión presta a su pelambrera) pues, cómo sino ha conseguido los cargos (al final será Senadora también, seguro, aunque los valencianos la examinen en provenzal) que ostenta y que le paguemos, entre todos los españolitos, algo más de doscientos mil euros anuales (va a ganar ¡cada día!, 598 €, el equivalente a la pensión media –euro más, euro menos- de los jubilados extremeños). Un sueldo similar al de su compañero de la Mancha “siempre digo si” D. José Bono (de apellido equivocado, le pega mejor Me-Abono), Presidente del Congreso de los Diputados o, tal vez mejor, de los Ausentados.  

De esta Sra., que no lo dude nadie, oiremos mucho más. Su “carrera” sólo acaba de empezar y es ya una mujer que simboliza la pura paradoja del sexo débil. Pronto será la reina del ocultismo y de la tergiversación; y si no vean cada día el telediario de la primera cadena y comprobarán con que desparpajo explota la “demagogia del alacrán”.  

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··