Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La nueva Ley de Educación: ¿Más de lo mismo?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:


Tenemos ante nosotros una oportunidad única para consensuar una Ley de Educación que de una vez por todas sea capaz de articular un verdadero sistema educativo moderno y eficaz, que responda a las múltiples expectativas, necesidades y deseos de una sociedad en continuo y frenético proceso de cambio.

Sin embargo, después de leer con interés algún que otro proyecto bajo formato de libro blanco y varios artículos de personas relevantes dentro del organigrama educativo de nuestro país, mucho me temo que vamos a terminar elaborando un texto que a la sombra de grandes propósitos dialecticos, acabe limitándose a consensuar errores y a satisfacer gran parte de los intereses que se mueven alrededor del sector educativo, frecuentemente con un efecto pírrico sobre la calidad de la educación.

Tiempo al tiempo, pero a medida se vaya articulando la nueva ley tendremos ocasión de analizar qué medidas se adoptan para conseguir una educación lo suficientemente abierta como para dar respuesta a la gran demanda de formación que requiere una sociedad en continuo y galopante progreso, donde no tienen ya mucho sentido los libros pues en ocasiones al finalizar su edición ya han quedado obsoletos o la enseñanza tradicional en las aulas, donde toda lección acaba convirtiéndose en pura historia, porque la realidad ya anda por otros derroteros.

Tal vez sea el momento para romper con tantos estándares y empezar a flexibilizar e imprimir algo de dinamismo al proceso educativo, a olvidarnos del adoctrinamiento para pasar a formar en métodos, técnicas y herramientas que sirvan de base para avanzar en el conocimiento, sin imponer límites en su origen al proyecto, atendiendo a la diversidad y a las expectativas, a los intereses y a las necesidades, promoviendo a través del sistema, un entorno rico y atractivo al desarrollo del conocimiento, con un enfoque de desarrollo continuo.

El nuevo enfoque es también un momento perfecto para dejar de focalizarnos en la valoración de nuestros estudiantes para empezar a valorar realmente nuestros métodos, pues lo primero es una consecuencia de lo segundo.

En todo este proceso, por supuesto que la escuela tiene un papel fundamental, sin embargo no bajo su actual concepción, sino como un campo de exploración del conocimiento, un campo de pruebas donde aprender un poco más acerca de la vida en sociedad, donde afrontar los problemas sin miedo a equivocarse, donde fomentar la ilusión por aprender, buscar soluciones innovadoras a problemas reales, aprender a crear o entender como se ha estructurado nuestra sociedad, las leyes que rigen el mundo. Buscar un enfoque de la educación como un descubrimiento continuo e interesante, abierto al cambio y la innovación.

¿Qué es definitiva el éxito educativo? Tal vez sería suficiente con conseguir provocar en los alumnos un deseo incontenible por aprender, a la vez que poner a su alcance un entorno que facilite y promueva todas sus expectativas. Tan solo esto, o nada más y nada menos que esto, según se vea.

Si somos capaces de conseguirlo, será el propio alumno quien bajo la orientación del docente supere nuestras expectativas, por su interés. Es en ese momento en que confluyen los objetivos del alumno con los del sistema, el momento perfecto para desarrollar un óptimo rendimiento. Pero para ello la labor docente no es fácil, consiste en articular los escenarios, las expectativas, las actividades, los foros, capaces por su temática, enfoque, actualidad, etc. , de generar ese interés e ilusión por aprender.

Deberíamos replantearnos más en serio la posibilidad de retomar la idea de una “escuela abierta”, donde el centro educativo se convierta en un punto de encuentro más que en un recinto de custodia para el aprendizaje. Las escuelas deben abrirse más que nunca a la realidad en un entorno tan cambiante, donde los actores principales de la misma: científicos, ingenieros, médicos, panaderos, policías, .. participen con sus experiencias, opiniones y vivencias, en trasladar su visión de la realidad a los estudiantes, con sus problemas y sus soluciones, con sus alegrías y sus penas; para con ello ir conformando y estructurando una imagen real en la mente de los alumnos, una imagen que impacte, con más sentimiento, capaz de penetrar en sus mentes para quedarse, capaz de suscitar atención, interés, .. que ponga a bailar sus neuronas en un baile que no quieran detener y que les motive a continuar día tras día en conocer algo más de su mundo y como desenvolverse en él.

¿Dónde radica el problema que ha derivado en el fracaso de tantos sistemas educativos? El problema está en que el mismo sistema que se ha preocupado por formar a profesionales en técnicas pedagógicas, conocimientos psicológicos y sociales, programación didáctica, herramientas de motivación y tantas otros conocimientos interesantes en la labor docente, sin embargo luego ha diseñado un sistema educativo arcaico, estático, que impide poner en práctica cualquier actividad, iniciativa o innovación, debido a la imposición de unos programas obsoletos, aburridos, además, imposibles de cumplir en su extensión con el tiempo disponible, con contenidos repetitivos curso a curso, con duplicidades de contenidos en distintas asignaturas.

No hagamos perder el tiempo a nuestros estudiantes, tal vez el recurso más valioso de que disponen. Al final nos lo agradecerán. La educación se debe enfocar a la búsqueda de soluciones y la estamos convirtiendo en un foco de continuos problemas. Cuanto disparate organizado alrededor de los textos escolares, cuánto dinero malgastado en un recurso que debiera ser en todo caso subsidiario, pues más que motivar termina por adormecer cualquier iniciativa, la propia labor docente y hasta a la más brillante de las mentes estudiantiles.


Por Vicente Esteve Pascual
Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales.
Diplomado en Enseñanza Primaria.
Valencia a 2 de febrero de 2017





·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·