Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Los ojos del asesino

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El día que lo tuve cerca por primera vez ya se me antojaba o presentaba con un cierto nimbo de misterio o morbosa curiosidad. Enseguida conocí de sus “pecados”, de sus atroces delitos, de sus tres muertes sin sentido, con un intervalo de tiempo entre las dos primeras y la tercera, y aún así me parecía un tipo normal, aunque algo frío, pero con una conversación distendida y fácil.

Sé que tiene una relación sentimental, y sé que sólo él y quien le corresponde, sobre todo esta última entienden bien esa relación, para ellos. Y como todo ser humano, de cualquier condición tiene una verdadera devoción por la persona que le trajo al mundo.

Pero desde aquella primera vez que le vi hasta ahora algo ha cambiado en él, algún tipo de metamorfosis ha sufrido, no acierto a concluir si es que acaso ha tomado conciencia de sus infames acciones anteriores, de la vileza de su existencia, o incluso si ha tomado nota de que tampoco se le presagia un futuro muy cierto.

El tiene ahora mucho tiempo, mucho, para pensar en el pasado, y en el futuro, sobre su pasado ya nada puede hacer, salvo meditarlo y expiarlo en la zona oscura donde se encuentra, en “su retiro”; sobre el futuro, ve que no puede hacer nada, desde ese retiro, en el que solo se puede pensar, con los ojos cerrados en el mal que hizo, y en lo poco que puede hacer para remediarlo y para hacer, aunque sea intentar, algo, por poco que sea bueno para el mundo, no desde la zona oscura. No cree en nadie, no cree en el sistema, no cree en nada, nada le hace ver un atisbo de reconciliarse con la humanidad a la que tanto daño ha hecho, está empezando a tomar conciencia de que su vida no tiene solución, no sirve para nada. Incluso ha llegado a la conclusión de que tiene que liberar a su pareja de la relación que mantiene con él, siendo ambos jóvenes, ella puede hacer una vida lejos de él, pero creo que ni eso se le va a lograr, por el momento, en esto como en otras muchas cosas de la vida, juega el factor tiempo, no quiere que ella le espere tanto tiempo como a él le queda en la zona oscura, pensando en las maldades pasadas e intentando como regresar al lado de la humanidad sin aversión, es algo que ve del todo imposible.

Todo esto y su poca fe en los que para el trabajan, en pro de reconciliarle con la humanidad, su poca fe en el sistema, creo que han producido una catarsis en él, como si estuviera a punto de estallar, como uno de esos personajes de los filmes de terror, como Iam Holm en aquella memorable película de extraterrestres, un día, estoy seguro se producirá en él, dentro de él, una especie de Big Bang, en el que todo se acabará.

La última vez que le he visto, sus ojos parecía que iban a estallar en sangre, sus ojos verde claro, parecían tornarse casi rojos, como encrespados, como iracundos, en ese mismo momento. Era un hombre aterrado, de sí mismo, era un ser que estaba desahuciado por los sentimientos humanos, tanto igual le daba su futuro, como lo poco que puede hacer por su pasado.

No sentí miedo, pero un escalofrío recorrió mi cuerpo y me sobrecogió.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·