Miércoles 17/01/2018. Actualizado 13:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Las repúblicas “bálticas” del paro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Leyendo en la prensa un amplio informe sobre empleo y productividad, la verdad es que a uno se le caen los “palos del candelecho”. De una cifra cercana a los quince mil millones de euros de gasto en desempleo en el año 2007, hemos pasado a tener un gasto –lo previsto para este año- de unos cuarenta mil millones de euros (un 3,2% del PIB y, algo así, como el 10% del déficit).

Y, al parecer, la baja productividad (en algunos casos muy discutible) de los trabajadores está ligada a la alta tasa en España de la temporalidad de los contratos que impiden una buena formación y especialización. A nadie se le escapa que la empresa española es la que menos gasta de la UE en formación y especialización.

Si miramos un gráfico (referido al 4º trimestre del 2009) sobre la tasa de contratos temporales, vemos como España con el 25,1% sólo es superada por Polonia entre los 27 países de la UE, lo que no necesita comentario al respecto, y en vez de una reforma laboral, quizás, lo que habría que haber hecho es una reforma empresarial.

Mas, si nos fijamos en la tasa de paro armonizada (que también significa convenida, del 1º trimestre del 2010) vemos que España (2ª clasificada) está en el grupo de cabeza junto a Letonia (1ª) Lituania y Estonia, las Repúblicas Bálticas. O sea, que un país que está entre los 30 más desarrollados del mundo (noveno o décimo) se “codea” con otros que están entre los más… Y, de veras, no se lo puede uno creer.

Algo no está claro o algo no es lo que es. Porque, aunque se hayan destruido más de dos millones de puestos de trabajo y más de tres millones reciban ayudas al desempleo y la tasa de paro juvenil supere el 40%, cuatro millones –casi cinco, según algunos- de parados arrojarían, con casi total seguridad, un permanente conflicto social, que, sabemos, no se da.

¿Qué ocurre pues? En mi opinión, la altísima estimación de la economía sumergida (por encima del 23% del PIB, 245.000 millones de euros) tiene mucho que ver con el paro. Hay mucha gente “escondida” trabajando y es necesario que los servicios a la persona abandonen ésa economía. Algo que se debería atajar antes que ninguna otra forma de “cargar” contra el sueldo de funcionarios, pensionistas y contratados de las administraciones…, y de subir impuestos.    

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··