Lunes 20/11/2017. Actualizado 17:10h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

La tibieza de nuestros políticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Me asombra la tibieza con que los políticos se están tomando estas manifestaciones, al parecer..., en defensa del juez Garzón, imputado en unas causas con fundamentos para llevarlo, sino a la cárcel, sí muy cerquita de esta. El asunto no es baladí. Es muy grave que, a estas alturas de nuestro caminar "democrático", -lo entrecomillo porque el sistema no será verdaderamente democrático hasta que las listas de los candidatos no sean abiertas- estos exaltados, con la connivencia del gobierno, vuelvan a desenterrar el hacha de guerra de nuestra guerra civil. Será por revanchismo u odio; será como cortina de humo para tapar los graves problemas que tiene este gobierno incapaz de resolverlo; será como táctica electoral para sumar votos con la izquierda más radical; será un plan perfectamente estudiado -lo de estudiado me cuesta creerlo...- por el ingeniero social Zapatero para volver a una España socialista sin otra clase política, como un a modo de Chavismo Zapateril.

No sé lo que será. "Todo es posible en Granada" y mucho más en España con este brujo político llamado Zapatero. Pero me pregunto, si esto es lo que hacen estas cuadrillas por defender a un juez imputado ¿qué no harán si los socialistas pierden las elecciones? Es posible que el señor Rajoy las gane, todas las encuestas apuntan en esa dirección, pero el país será ingobernable. Son tan duras e impopulares las medidas que hay que tomar para sacar el país de la crisis en la que está inmerso que, un día sí y el otro también, tendremos manifestaciones de esta rahez y aún peores. Haría falta que las elecciones las ganara un líder capaz de ilusionarnos con la verdad, con unos principios claros y definidos, sin medias tintas, sin tibiezas, gran gestor, con una formación sobresaliente, con la idea muy clara del prestigio como servicio a los demás, con la fortaleza de un martir y martir será si solo trabaja, y mucho, por el bien común, capaz de poner orden en este circo político dónde la mayoría trabaja como tres haciendo el ruido de tres mil en vez de trabajar como tres mil haciendo el ruido de tres, y donde, de diez, nueve embisten y uno piensa ¿Existe ese candidato para que todos los ciudadanos, libremente, lo podamos elegir?

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·