Miércoles 23/05/2018. Actualizado 09:23h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Los valores del deporte son contrarios a la violencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Durante las últimas semanas, se han podido conocer, a través de los medios de comunicación, distintas situaciones en las que se han producido actos violentos que han tenido como protagonistas a deportistas y aficionados. En bastantes casos, las circunstancias que daban lugar a las peleas eran gestos que podrían calificarse como contrarios al espíritu que debe presidir todo acontecimiento deportivo y que servían para provocar el estallido de la tensión acumulada, que no podía mantenerse más tiempo escondida.

La pelea entre los jugadores del Bilbao Basket y del Laboral Kutxa, dos de los equipos de la Liga Endesa, fue un lamentable espectáculo, como el que sucede cada vez que hay deportistas y aficionados que se olvidan de utilizar el ámbito que le corresponde a cada modalidad deportiva y deciden enfrentarse al rival empleando los puños. El peor de los problemas no es la disputa violenta, ya que más grave es todo lo relativo a la imagen que se transmite a los espectadores, entre los que hay muchos jóvenes que intentan seguir el rumbo marcado por sus ídolos deportivos.

Es llamativo el hecho de que el artículo 43.3 de la Constitución Española de 1978 indica que “Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte”. Nadie duda que la práctica del deporte sirve para conservar bien el estado físico y psíquico de las personas. Sin embargo, no solamente es útil para lograr ese objetivo, ya que también sirve para alcanzar otros fines, como la difusión de valores que son incompatibles con la violencia, como el compañerismo, la solidaridad o la igualdad, cuyo establecimiento puede ayudar de un modo contundente al desarrollo de la sociedad.

Debe tenerse presente que es fundamental que todos los deportistas tienen el deber de actuar conforme a las reglas de su disciplina, no pudiendo provocar situaciones conflictivas que terminen perjudicando la imagen del equipo y de las ideas que representan cada día. Además, los aficionados no deben utilizar como excusa para emplear la violencia el amor por el equipo de sus sueños.

Etiquetas
, ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··