Opinión

El órdago sin siglas de Feijóo

El golpe de efecto es brillante. En breve sabremos si también es efectivo.

La estrategia de Alberto Núñez Feijóo mandando a Pedro Sánchez su plan económico sin el logo del PP y únicamente con el escudo de España sigue fielmente las primeras declaraciones de intenciones del nuevo líder del PP cuando fue confirmado en el cargo: juntos somos más fuertes. El gallego ha mandado un documento de poco más de 40 páginas en el que aboga por bajar los impuestos, reducir el gasto público, activar el reparto de los fondos europeos e implementar algunas reformas económicas a medio plazo. También da su apoyo sin condiciones al Gobierno en varios temas clave para la actualidad de nuestro país.

“Ningún otro asunto es más urgente en este momento que trabajar juntos para fortalecer el presente y el futuro económico de los españoles”. Esta frase resume la carta que acompaña al documento, en la que Feijóo también reclama "reciprocidad" a Sánchez tras tenderle la mano y posicionarse claramente como un hombre de Estado, no de partido: “Sé que en la política actual no es frecuente que el Ejecutivo y la alternativa de Gobierno trabajen juntos en asuntos tan relevantes como éstos, pero mi voluntad es cambiar esa política y sustituirla por otra que lo considere normal y habitual”, dice en la carta en líder popular.

Si yo fuera el jefe de gabinete del Presidente pensaría mucho mi respuesta a este gesto de Feijóo. Por un lado, es evidente que el gobierno socialista no puede existir sin el apoyo de Podemos. Por otro, sería difícil explicar a los votantes socialistas por qué en un momento en que los precios son los más altos en cuatro décadas el Gobierno se niega a reducir su exagerada estructura y gasto interno, entre otras medidas que pueden ser consideradas “de sentido común” y que recoge la propuesta del líder de la oposición. 

Para rematar la jugada y poner -más si cabe- contra las cuerdas a Sánchez, Feijóo puntualiza en su mensaje que el documento presentado no ha sido elaborado solamente por el Partido Popular, sino que han participado “decenas de personas de la sociedad civil”, dando al documento un peso que, nuevamente, va más allá de los partidismos.

Feijóo ha lanzado un órdago muy estudiado, que Sánchez debe valorar. No solamente por lo que implica a corto plazo, sino por las consecuencias a largo. Al final, en vez de recortar en asesores le van a hacer falta más para ver cómo responde. Ironías de la vida.

Miguel Ángel Rodríguez Caveda es periodista, ganador de tres premios Emmy y presidente de la agencia internacional de comunicación 3AW.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?