Opinión

Apaga la tele y enciende tu inteligencia. Lo que no sale en la tele sí existe

Mando de Televisión
photo_camera Mando de Televisión

Pero… ¿qué es lo que sale de la tele?...pues los fotones.

¿Qué son los fotones?

Vamos a explicarlo con una analogía.

Si estoy sentado en un sofá, en una habitación totalmente a oscuras, y alguien intenta saber donde estoy, enciende la luz, pero como soy tan pequeño, y el fotón de la luz es de mi tamaño, no quiero ni contar el daño que me hace cuando la bombilla me lo lanza, y lo peor… me cambia de sitio, por lo que nunca se sabrá donde estuve realmente cuando estaba oscuro.

Y… ¿esto para qué?

Estamos en unos momentos donde se habla de incertidumbre. Los mensajes que recibimos a través de los medios son muchas veces contradictorios.

Los jóvenes no ven salida, los que trabajan no están seguros de cobrar una pensión cuando las limitaciones físicas le impidan trabajar, después de pasar toda la vida trabajando.

Los que ya cobran la pensión no saben si se la rebajarán para ahorrar el dinero que cuesta mantenerlos. Hoy hay que hacer esto, dentro de un mes el criterio es el contrario y puede pasar que la situación nos lleve a una visión, no lo vamos a llamar de histeria, pero si de incertidumbre, inseguridad general y pesimismo global, y que se instale de modo crónico.  

La incertidumbre como principio inviolable

Muchos han tratado sobre ella desde distintos puntos de vista. El que la consagró como principio inviolable de la realidad física, fue Heissemberg, es decir, antes estalla el universo que deje de cumplirse. En contraste, Platón que da un salto metafísico en el diálogo Critón.

Para que no se abuse de la famosa frase: “la ciencia ha demostrado” y se justifique la incertidumbre, vamos a explicar qué es este principio. Tiene que quedar muy claro que es un principio matemático, y solo funciona a nivel pequeñísimo por lo que, no podemos echarle la culpa de todo al fotón o a la caja tonta.  

Viene a decir que si queremos mucha precisión en saber la posición de algo es a costa de tener mucha imprecisión en saber su velocidad.

Supongamos un coche de ultima generación equipado con lo ultimo a nivel tecnológico, en especial el gps, que nos da nuestra posición y el cuentakilómetros que nos da la velocidad. El producto de las dos precisiones es un numero, que es siempre el mismo. Para facilitar la tarea de cálculo mental al lector, vamos a suponer que dicho producto es 10 (no es diez sino la constante de Planck, pero con el 10 podemos operar de cabeza), y queremos que el error del gps sea 1 m, no tenemos alternativa, el error en el cuentakilómetros es 10, nunca sabremos si vamos a 10 o a 20 kilómetros por hora. Si el gps baila en 1, el cuentakilómetros baila en 10. Si el gps baila en 10 el cuentakilómetros baila en 1. Es matemática pura, una multiplicación, no hay más, y se refiere solo a la posición y a la velocidad, el baile es alrededor de la constante de Planck aunque en muchos casos, el baile se realiza alrededor de un valor medio, un valor mas probable etc.

Demos un salto mas allá de la física. Platón habló sobre la incertidumbre, pero está contaminado por su época.

Sócrates le dice a Critón. “Me parece, Critón que sigues estando aún en esos estados de incertidumbre que son propios del vulgo, o de la mujer, y que consisten, hablando de modo pedante, en confundir lo indefinido con lo infinito. Yo te pido que distingas entre este indefinido que es como la superficie y lo que yo llamo infinito, que es por el contrario una sustancia, una llamada, un germen…”

Pero…volviendo a la analogía del sofá y la oscuridad. Lo que no se ve ¿no existe? lo que no sale en la tele ¿no existe?, pero lo cierto es que existe, aunque no es el fotón el método adecuado para conocer su existencia. Fuera, por tanto, el pesimismo global, y la incertidumbre crónica.

Apaga la tele y enciende tu inteligencia, explora otras realidades que existen, como pasear, sentarse a hablar y no a chismorrear, hacer deporte, subir picos leer buenos libros positivos que ayuden a escribir mejor, repasar cosas que estudiaste o estudiar cosas que tienes que estudiar.

Nota: Quién no entienda el título y a qué se refiere este artículo es porque no debe entenderlo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?