Opinión

Mileva Maric. Al lado de un gran hombre hay una gran mujer

EuropaPress_1550134_cosmocaixa_homenajea_cientifico_museologo_jorge_wagensberg_fallecimiento
photo_camera LAS FIGURAS DE EINSTEIN, CURIE Y DARWIN EN EL COSMOCAIXA CON CRESPONES NEGROS

Si alguien está leyendo esto, es porque, al verlo, se habrá preguntado ¿quién era esa mujer? La respuesta es fácil, era la mujer de Einstein. 

En este artículo, se pretende transmitir el mensaje de que al lado de un gran hombre hay una gran mujer que no suele figurar, y que hay que reconocer independientemente de que lo hagan las leyes. Son personas que hacen un trabajo que nadie ve pero que se nota en el día a día y, ese trabajo cumple, casi, un principio científico, solo se nota cuando falta. “Las cosas no se valoran hasta que no se pierden”. En resumen, la vida de la mayoría de la gente.

Fue la que estuvo junto a él en los momentos en que no era conocido, se encargó, con su trabajo, que su casa tuviera los detalles necesarios, para que fuera un lugar agradable, de la educación de sus hijos... poner el desayuno, llevarlos al colegio o al médico en el caso de Edward y administrar su casa. Ayudaba a los hijos en sus tareas, se preocupaba de entretenerlos, para dejar que Einstein tuviera la tranquilidad suficiente que le permitiera dedicarse a elaborar la teoría de la relatividad. 

Este, no es un artículo, por tanto, para el día de la mujer científica, que fue el once de febrero sino para el día de la mujer.

Los párrafos que siguen serían innecesarios, pero se añaden para contextualizar la vida de Mileva.

Un poco de la vida de Mileva

Pertenecía a una generación de mujeres que habían nacido a finales del siglo XIX y principios del XX y eran niñas prodigio en el ámbito de lo que hoy se llama STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). María Goepert  Mayer, 1906, Irene Curie 1897, María Curie 1867, Emmy Noether 1872, Litze Meiter,1878, entre otras. 

Algunas alcanzan la madurez y se unen a sus compañeros, hombres, rompiendo fronteras nacionales, en una de las aventuras intelectuales mas apasionantes de los principios del siglo XX, el desarrollo de la física atómica, cuántica y nuclear.

Mileva Maric nació en un pueblo de Serbia, su padre era funcionario del gobierno y tuvo tres hijos, la mayor, Mileva, nació en 1875, por lo que era 4 años mayor Einstein, 8 años mayor que su hermana Zorka y doce mayor que su hermano Milos.

A los 16 años ingresa, en el gymnasium de Zagrev. En 1891 era infrecuente que las mujeres estudiaran matemáticas o física, por lo que tuvo que obtener una exención por las autoridades de aquel entonces para asistir a una escuela solo masculina. 

 

Inicialmente, no pensaba estudiar física sino medicina, que era lo que estaba entre los intereses de su familia (su hermano fue medico especialista en Histología). En 1896 ingresó en la universidad de Zúrich como estudiante de medicina, pero pronto descubre que lo que le gusta es la física y la matemática.

Mileva y Einstein se conocen en 1896

Ambos son estudiantes universitarios y se enamoraron cuando ella tenía 21 años y él 17.  Pero Mileva no fue aceptada por la familia de Einstein debido a la diferencia de edad y de forma de pensar, lejana a la tradición judía. 

Mientras son estudiantes, ambos viven en Zúrich y asisten a EAT nombre con el que se conocía Swiss Federal Politecnical, un centro de gran prestigio con 21 premios nobel en su haber. Como tantos estudiantes, estaban en Zúrich durante el curso y pasaban las vacaciones con sus familias.

Calificaciones de la pareja en Swiss Federal Politecnical

Si bien Mileva era brillante en los años anteriores a la universidad, no así Einstein.  Que era un buen físico, pero no fue un gran académico.

En los exámenes de 1899, en la politécnica de Zurich no destacan en la media de sus calificaciones numéricas, ella pasó el primer curso con 5,5 y él con 5,2. Aunque ambos obtuvieron excelentes calificaciones en Matemáticas y Física, la media bajó por las otras asignaturas.

En 1901 Mileva quedó embarazada y tuvo una hija en enero de 1902, Litzerl. Aunque existen dudas, parece que murió al poco tiempo de nacer. 

En 1904 Mileva volvió a quedarse embarazada de Hans Albert. El niño no tuvo problemas especiales. Pero tuvo a Edward, nacido en Julio de 1910, que traía una enfermedad mental, la esquizofrenia. 

Convivencia y trabajos desde 1896 a 1905

Muchos biógrafos de Einstein consideran que su época mas productiva fue desde 1896 a 1905, año en que culminó su teoría de la relatividad especial. Es decir, los años de convivencia con Mileva. También a partir de esta visión, parece que Mileva aportó mas que su compañero en las matemáticas involucradas en algunos trabajos de Einstein. Este hecho fue confirmado por un testigo, su hijo Hans Albert, ingeniero, dijo que su madre daba mejores respuestas matemáticas a algunos problemas en los que trabajaba su padre.

Asiste junto a Einstein a las clases en la universidad y conoce los tres problemas que nadie es capaz de resolver: el efecto fotoeléctrico, (usado hoy para abrir las puertas en los grandes almacenes), el movimiento browniano, (de las partículas en la leche y otros líquidos biológicos) y el experimento de Michelson Morley, donde no es posible explicar el por qué la velocidad de a luz es la misma en distintas estaciones, es decir, si vamos en dirección contraria al rayo que viene del sol, que si vamos a su favor. Einstein recibió el premio nobel por su interpretación del efecto fotoeléctrico y la cantidad que llevaba consigo que era 180 000 francos suizos de 1921, se la dio a Mileva.

Aunque lo que se tiene que decir es lo que aparece en el primer párrafo y puedo llevar al lector a perderse en los siguientes. Pienso que es interesante conocer el contexto histórico de Mileva. 

Nicolás Moreno Díaz. Fuente: Los enlaces señalados y  Einstein´s wife. Andrea Gabor.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?