Opinión

El circo de cada día. Mujer, al poder

Mujeres embarazadas.
photo_camera Mujeres embarazadas.

Es evidente que la mujer puede ser igual al hombre en muchas cosas, pero lo que ya no está tan claro es que el hombre pueda estar a la altura de la mujer en algunas otras muy importantes. No hay problema en cosas como mandar una empresa, o conducir un autobús o tirarse en paracaídas, en el ejército, en un banco o dando clase, pero en lo que resulta insustituible la mujer es en engendrar y dar a luz a una nueva persona. Ahí los hombres sólo pueden contemplar y ayudar, una vez que el proceso se ha puesto en marcha.

Aunque pueda que las haya, no conozco a ninguna mujer que se haya sentido preterida porque no la hayan llamado como esas ‘pasajeras y pasajeros’ que son invitados/as a subir al avión, según la última moda de algunas líneas aéreas; sin embargo tienen que guardar cola, aunque estén embarazadas, en la taquilla, en la cola de embarque, o a la espera de que llegue un taxi. La verdadera revolución se producirá cuando hombres y mujeres respeten y protejan la maternidad. Porque las mujeres embarazadas tienen la llave del futuro de la humanidad, mientras los  demás hacen lo que pueden.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes