Opinión

Más ‘resiliencia’, plis

Pedro Sánchez.
photo_camera Pedro Sánchez.

‘Resiliencia’ es el modo cursi de decir ‘entereza’: la capacidad de sobreponerse a momentos críticos y volver a la normalidad. Es decir, renunciar a la ‘nueva normalidad’ que ha traído la pandemia y volver a la ‘normalidad normal’ que nos permita seguir viviendo como siempre, sin mayores alteraciones o imposiciones para que hagamos otras cosas distintas.

No parece que eso sea lo que se pretende con el ‘Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia’. A pesar del engolamiento de las palabras, que suele ocultar las verdaderas intenciones, el plan no puede ser de recuperación y transformación resilientes, sin contradecirse en lo que intenta afirmar, porque la recuperación y la transformación no pueden ser resilientes las dos al mismo tiempo, más bien la recuperación sí y la transformación, no, que sería la ‘nueva normalidad’; con lo que parece que quien lo redactó, no sabía muy bien lo que decía, aunque sonara bien.

Por eso resulta casi evidente que si todos habláramos con la lengua oficial del autor de ese plan, nadie nos entendería. Lo mismo que ‘la alternativa al estado de alarma, es la vacuna’, si no se ha vacunado más que un por ciento irrelevante de ciudadanos, mientras la alarma lo cerró todo absolutamente, hasta la normalidad pretendida. No es un estado de excepción, pero casi. Y no se pueden considerar como alternativa una y otra, sin que no se entienda nada lo que significa alternativa.

Resiliencia es entereza, si queremos que los demás nos entiendan, y todo lo demás es barullo y sembrar la confusión. ¿Qué transformación nos espera? De momento, trasladar la competencia de las cárceles vascas, con sus presos de ETA dentro, al Gobierno vasco, para que haga con ellas lo que estime oportuno. Sucederá inmediatamente después de que se celebren las elecciones de Madrid; no antes, evidentemente. Menuda vuelta resiliente a la normalidad.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?