Opinión

Todos con ‘hijab’

Reunión del gobierno de la Comunidad de Madrid.
photo_camera Reunión del gobierno de la Comunidad de Madrid.

Parece mentira todo el tiempo en que nos hemos quejado del ‘hijab’ de las mujeres musulmanas, y ahora resulta que es obligatorio para todos, bajo multa de 100 € a quien no lo lleve, en nombre de la presunta salud tuya y la de los demás. De entre las pérdidas y cancelaciones de la libertad a las que nos ha llevado el coronavirus, casi nadie se queja de tener que ir embozados, y eso va a permanecer después de que se acabe la alarma, aunque se acabe todo lo demás. Como en las películas del Oeste en las que los bandidos llevaban un pañuelo que les tapaba la cara.

‘La cara es el espejo del alma’ dice el refrán. Por eso depende de si quieres que te reconozcan, o no, el que te guste y quieras salir embozado, o con la cara disponible a la vista de todos. Pero no puedes elegir. Si todos vamos obligatoriamente con mascarilla, perdemos la posibilidad de reconocernos unos a otros. Se entiende que el diálogo se haya hecho más difícil con su generalización, y que hayan aumentado los insultos, por ejemplo, en el Parlamento o en la calle.

Nos están distanciando las consecuencias de la pandemia. Aumenta el miedo a los demás con las invitaciones a quedarse en casa si no tienes mascarilla, o no te la quieres poner. Es un mundo sólo de gente contagiada o contagiosa: no se admiten otras posibilidades. Y eso no ayuda.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?