Opinión

Sigue el perpetuo happening

Es el mismo de las bombillas, acordaros de las bombillas, y de las corbatas del verano, solución de patio de colegio, de prefectillo de disciplina, idiotez que dicha en público debería sonrojar pero se cumple el acertado escolio de Gómez Dávila quintaesencia del zapaterismo y sebastianismo “El pueblo no cree nunca que quien habla enfáticamente diga tonterías.”

De esta forma, en plena escalada del petróleo y dispuestos a hacer algo, en España cuando se reúnen varios a hacer algo cometen una barbaridad como decía Ortega, les ha dado por los ciento diez, es decir, por otra prohibición reforzada con multas, que es en lo que están nuestros socialistas.

La primera interpretación es que llevados por los acontecimientos tienen que hacer como que hacen algo y en esa línea de la medida que no es medida esto de rebajar diez kilómetros de la velocidad máxima parece rápido y barato.

Pero conviene no olvidar que todas estas medidas, desde la corbata a la bombillita del correo las toman sobre los ciudadanos. Es decir, por un lado ponen a la gente a hacer algo, una cosa por el medio ambiente que es lo que entusiasma hoy al tonto con la misma fuerza que en el pasado les entusiasmaba el progreso o la patria.

Por otro se fuerza la disciplina ciudadana pues el gobierno manda otra cosa más, tomate el goyur niño y no tomes bollos, finalmente al lanzar al acción sobre el comportamiento ciudadano, que es como en la neolengua se llama al seguir consignas, resulta que al final si no se reduce el consumo la culpa es nuestra, es decir, de todos menos de ellos.

Hay precedentes históricos de este hacer como que se logra algo con una medida movilizadora; en España tuvimos un plato único ( venga Pajín plato único un día por semana contra el colesterol y por el ahorro); el Gran Bretaña Churchill montó el número de las cacerolas para hacer tanques, tomadura de pelo genial. Aquí tenemos lo de los coches que aumentará la seguridad y lo de la iluminación que la reducirá radicalmente.

Yo en este contexto me acuerdo de las memorias de Agustín de Foxá respecto a la medida solidaria en el San Sebastián de la guerra: hoy plato único, cocido completo.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?