Martes 17/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Bárbaros y musulmanes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No es que los musulmanes sean bárbaros. Se trata de una comparación histórica.


Un artículo de...

Rafael  Gómez Pérez
Rafael Gómez Pérez

Profesor de Antropología Cultural.

Más artículos de Rafael Gómez Pérez »

Como todo el mundo sabe, “la invasión de los bárbaros” no fue cosa de un día, ni de un mes, ni de pocos años. Los mal llamados bárbaros (solo otros pueblos con otras culturas) se fueron infiltrando en un Imperio romano decadente y demográficamente regresivo y, al final, los inmigrantes se dieron cuenta de que el imperio era prácticamente suyo. Unas periódicsas, rápidas y brillantes acciones militares y se acabó el Imperio romano de Occidente, después de más de mil años de historia.

Con los musulmanes cada vez más numerosos en Europa –deben estar en torno a los 25 millones y si Turquía entrara en la Unión Euopea sería más de 100 millones- está ocurriendo algo semejante aunque falta mucho tiempo para que el proceso histórico se complete. Como se sabe, solo una parte de los musulmanes que emigran a Europa se integra socialmente, entre otros motivos pporque su fuerte creencia religiosa choca con el laicismo que aquí es defendido por quienes controlan la opinión pública.

En estos meses, la afluencia de musulmanes a Europa es mayor para huir de las barbaridades (ahora sí) del llamado Estado islámico. Pero a ese Estado islámico le conviene ese despoblamiento de Siria e Irak: primero porque así ellos dominan mejor; segundo, porque hace que Europa tenga mayor población musulmana.

El proceso es lento. Nos preocupamos en cada momento por el día a día. Ahora por esos millones de refugiados entre los que la mayoría son gente como tú y como yo, pero quizá hay una exigua minoría de fundamentalistas islámicos infiltrados, es decir bárbaros muy activos.

Como después de cien años todos calvos, no solemos preocuparnos por estas cosas, por más que estén ocurriendo delante de nuestros ojos y que quizá sean la némesis de una Europa avejentada, burocrática y cínica.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··