Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Comienza la campaña electoral en Cataluña

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una vez cumplido el trámite del referéndum, los partidos catalanes pueden dedicarse a su deporte favorito: la campaña electoral.

Una vez cumplido el enojoso trámite del referéndum para la aprobación del, no menos, enojoso Estatuto, los partido políticos -especialmente los catalanes y los políticos, especialmente los catalanes- pueden dedicarse a su deporte favorito: la campaña electoral.   Aquí lo de gobernar e incluso eso de administrar es un engorro del que hay que huir en cuanto se pueda. Aquí lo bonito, lo que mola, son las campañas electorales y quitarse la corbata los fines de semana para ir al mitin y aplaudir y que les aplaudan; y sonreír y decir que vamos a ganar e insultar –ellos lo llaman descalificaciones- a los de los otros partidos.   Y en eso estamos.   No es que antes no estuviéramos en plena campaña porque es evidente que todo el “follón” del Estatuto ha sido una campaña electoral nada encubierta -una campaña electoral a pecho descubierto en la que todos han ido a la búsqueda del voto- lo que pasa es que ahora , pasado el mal trago, ya volvemos dónde solíamos.   A saber:   En el Partido de los Socialistas Catalanes, ya hay movimientos para nombrar un candidato que no sea Maragall y que sea el candidato de La Moncloa, y que además tenga el talante suficiente como para pactar con Convergencia y Unión.   En Convergencia y Unión meten prisa y se disponen a ganar las elecciones -no sólo para gobernar en Cataluña- sino para poner condiciones en Madrid e incluso colocar a algún Ministro, por ejemplo un Duran i Lleida que no resulta demasiado cómodo para Artur Mas si este llega a Honorable.   El Partido Popular se debate en la nada y en la estrepitosa derrota del NO en el referéndum, pero Rajoy no puede dejar caer a Piqué, sobre todo porque no hay tiempo de inventar un candidato.   Esquerra Republicana de Cataluña sale muy tocada del tripartito y con la imagen de su líder, Carod Rovira, por los suelos. Puigcercós quiere aprovechar la coyuntura y la batalla por la foto electoral va a ser dura.   Por último el Partido Socialista, es decir el Gobierno, que tampoco puede tirar cohetes con la victoria en el referéndum, tiene que medir muy mucho si defenestra a Maragall, entre otras cosas porque la única alternativa que tendría sería Montilla y no parece que el ex alcalde de Cornellá tenga imagen para dar y tomar.   Se sabía que el problema del referéndum iba a ser el día después. Supuesto que los resultados estaban cantados con un aplastante SÍ, una derrota clamorosa del NO, y una abstención pavorosa que se vuelve contra Rodríguez Zapatero, por más que Blanco haga esfuerzos por camuflar el desastre, y ya estamos en ese día después.   El desastre de Rodríguez Zapatero, no es la abstención; su auténtica debacle es que esa abstención le ha demostrado que se metió en un jardín sin el menor motivo y que de paso nos ha metido en ese vergel a todos los españoles.   Jornada nefasta la del pasado domingo. Pierden todos. Perdemos todos y ahora recomponer los trozos de la política catalana no va a ser fácil y una Cataluña políticamente rota es un factor de desequilibrio en toda España.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·