Viernes 22/06/2018. Actualizado 09:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Europa, pero ¿qué es Europa?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es posible que Europa sirva para algo más de lo que muchos piensan y hasta que tenga alguna eficacia, pero la realidad es que en cuanto pasa algo o hay algún problema, Europa, no aparece por ningún sitio.

Un artículo de...

Félix Gallardo
Félix Gallardo

Más artículos de Félix Gallardo »

Casi 700 seres humanos están en pleno Mediterráneo sin víveres, enfermos, niños abandonados, mujeres embarazadas… y Europa mira para otro lado, los países europeos no quieren saber nada y, salvo el gesto de Pedro Sánchez, nadie sabe qué es lo que hay que hacer.

Es posible que Europa sea más eficaz de lo que piensan algunos y sirva para algo más de lo que parece, pero lo cierto es que ante cualquier problema, Europa no aparece por ningún sitio.

Cunde la sensación de que Europa, en abstracto, nos mangonea, nos dice lo que tenemos que hacer, nos regaña y hasta nos multa, pero que de ahí no pasa y se lava las manos demasiadas veces. Si a lo anterior añadimos la realidad de que somos los ‘del sur’, los que nos salvamos por el clima y por las playas, pero que influimos poco, que se nos tiene poco en cuenta y que apenas se nos valora -por mucho que los políticos, todos los políticos, se esfuercen en decirnos lo contrario- el resultado es, cuando menos, un gran escepticismo.

Los británicos se han marchado, los italianos cada vez hacen más de su capa un sayo, los franceses luchan por una silla en primera fila y los alemanes nos dan continuas lecciones y juegan al ordeno y mando.

Aquí, desde aquellas películas de Alfredo Landa, los políticos babean con Europa, hay que ser europeos, hay que estar en Europa y, sin ir más lejos, el nuevo Gobierno ha hecho confesión explícita de su europeísmo y hasta se dice que hay nombramientos hechos de cara a la Unión y valoramos algunas de esas designaciones porque ‘vienen de Europa’.

El asunto de las migraciones es lo suficientemente importante como para que políticos, parlamentarios y funcionarios se pusieran manos a la obra y plantaran cara a mafias, a tratantes de seres humanos y a países insolidarios pero, lejos de eso, se ponen de perfil y siempre dejan la pelota en tejados ajenos.

Eso sí, luego, ‘los hombres de negro’ nos impresionan, nos asustan y, además de pagarles el sueldo con nuestro dinero, nos apresuramos a rendirles pleitesía.

Alguien debería dedicarse a demostrarnos que Europa sirve para algo más que para que parlamentarios y funcionarios, vivan.

¿Del cuento?

Etiquetas
,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··