Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Tribuna libre

Histórica pifia para un Pedro Sánchez efímero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

He de reconocer que me estaba aburriendo la entrevista de Ana Blanco anoche al líder socialista. Cuando dijo que era mérito del PSOE la Lay del Divorcio, me hizo despertar.

Un artículo de...

Javier Arnal
Javier Arnal

Más artículos de Javier Arnal »

Me imaginé el jolgorio de Susana Díaz y otros líderes socialistas que "esperan" a Sánchez tras el 20-D, para dar por concluida su etapa al frente de la secretaría general.

La pifia de Pedro Sánchez en TVE fue monumental: esa ley fue aprobada en julio de 1981, gobernando UCD. El PSOE todavía tardaría año y media en gobernar. La pifia seguro que da de sí en entrevistas, actos políticos y declaraciones.

¡Menos mal que no invocó la primera Ley de Divorcio en España, en 1932, en la convulsa II República, porque ya hubiese quedado prehistórico y casi fósil! En todas las campañas electorales hay deslices, pero este puede encabezar la lista de pifias en la precampaña y campaña electoral. Un mínimo de Historia deben saber los candidatos, sobre todo cuando invocan como un mérito especial algo que hace retroceder más de 30 años, y que no es mérito de su partido. Memorable la pifia.

Cuando se aprobó el divorcio en España, Pedro Sánchez tenía 9 años. Lógicamente, no se acordará de nada, pero por el mismo motivo podía haber dicho que la Constitución española se debe al PSOE, pues total es un error de unos pocos años y él era tan joven en 1978, con sólo 6 años… Un desliz es un desliz, pero este es monumental. Lo más penoso es el contexto del desliz, porque tal vez refleja una falta de rigor que desautoriza al hoy todavía secretario general del segundo partido político español.

Los 1,90 centímetros que mide Pedro Sánchez deben darle una mayor perspectiva. El desliz ya empieza cuando se aferra a los años de Felipe González en el Gobierno, porque transmite a sus posibles votantes que el PSOE es “pasado”, no “presente” ni “futuro”, y eso para un candidato es demoledor, en unos momentos en que hay partidos emergentes y por todos lados se habla de regeneración. Probablemente Sánchez quiso decir la Ley del Aborto. Probablemente Ana Blanco cayó en la cuenta y prefirió no ponerle en evidencia, o no cayó en la cuenta.

No estuvo bien Pedro Sánchez, y la pifia me parece que es algo más que un error. Le falta solidez, rigor, profundidad. Tal vez percibe lo efímero que va a ser su paso por la secretaría general del PSOE. Hubiera sido más interesante preguntarle a Pedro Sánchez por sus cargos políticos en el pasado o en empresas públicas, o sobre su paso como consejero en la Asamblea General de Caja Madrid entre 2004-2011, a ver si con sus 1,90 centímetros olió algo, se enteró de algo, destapó algo, o se dedicaba a estudiar Historia, que buena falta le hace.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·